El titular de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), Mikel Arriola, afirmó que en el primer trimestre de este año se empezarán a comercializar en México 15 nuevos medicamentos para tratar enfermedades crónico-degenerativas, derivado de las modificaciones hechas el año pasado para agilizar la aprobación de los estudios de moléculas.

Sin duda el producto más importante será el destinado a tratar la diabetes mellitus tipo 2, que, por ejemplo, saldrá aquí antes que en Francia donde se comienzan a vender esas innovaciones. El 2012 lo dedicamos a mejorar aspectos regulatorios y este año será de cosecha de resultados en beneficio de la población , refirió.

En conferencia de prensa, Arriola, que fue ratificado en su cargo, detalló que las acciones que se emprendieron en la anterior administración también abren la puerta a la industria de la investigación (nacional e internacional) en sus diferentes niveles, la cual generará inversiones millonarias.

Con las acciones tomadas gana el paciente mexicano, porque será el primero en tener la última y más innovadora medicina para tratar su enfermedad. Además, estas acciones forman parte de la estrategia del Presidente Enrique Peña Nieto en el combate a la pobreza , apuntó el funcionario.

En el caso del medicamento para atender la diabetes, Cofepris estima que un tratamiento puede costar hasta 50,000 pesos por año, además de los costos de hospitalización, de ser el caso, y la nueva molécula desarrollada significaría hasta 15% de dicho gasto.

Arriola también adelantó que en este año se liberarán nuevos paquetes de medicamentos genéricos, en principio entre 10 y 15, con lo cual sumarán ya cerca de 200 los productos en los que se ha liberado su patente y se comercializan a un menor precio.

Estamos integrando los expedientes de sustancias que ya vencieron y estamos estudiando cómo hacer el anuncio en paquete, que resulta más atractivos en cuanto a la fabricación de genéricos , agregó.

AMPLIARÁN MERCADO

El año pasado, Cofepris logró que en Ecuador y El Salvador se reconozcan los registros mexicanos para la comercialización de medicamentos autorizados en el país, con lo cual se abrió un nicho de negocio para la industria farmacéutica.

En los siguientes meses la dependencia espera que en Chile y Perú se replique la medida y con ello detonar un potencial superior a los 30 millones de nuevos consumidores.

MFH/ apr