General Electric (GE) dio a conocer que trabaja con investigadores de Estados Unidos con el propósito de desarrollar palas para aerogeneradores de tela que permitan una reducción de 25% a 40% en el precio de la energía eólica.

La directora de Ingeniería de GE en Estados Unidos, Wendy Lin, anunció un proyecto de palas recubiertas de tela en el que trabajan en conjunto con el Instituto Politécnico de Virginia y el Laboratorio Nacional de Energía Renovable.

En información difundida en el portal www.genewscenter.com/, la investigadora refirió que las inversiones iniciales de capital en los aerogeneradores representan la mayor parte del costo de la electricidad.

De ahí que con esta nueva tecnología los costos de la electricidad producida por el viento se reducirían de forma considerable.

La encargada del Departamento de Energía Avanzada de la Agencia de Proyectos de investigación señaló que los avances en la tecnología de palas eólicas ayudará a impulsar el desarrollo de turbinas más grandes, con estructuras más ligeras y que permitan captar más viento a velocidades bajas.

Detalló que la tecnología actual no permite la construcción de turbinas con diámetros de rotor superior a los 120 metros, debido a las limitaciones que implica la fabricación, el montaje y las limitaciones del transporte de las aspas.

Al construir aspas más grandes y ligeras se podría expandir la explotación de energía eólica en áreas que hoy no se consideran adecuadas para la recolección de viento por no tener la suficiente velocidad para mover uno de los aerogeneradores actuales.

MFH