LATAM Airlines, el mayor grupo de transporte aéreo de América Latina, dijo haber recibido una aprobación de ajuste a un plan de financiamiento por 2,450 millones de dólares por parte de la corte que revisa su proceso de protección por bancarrota en Estados Unidos.

En la víspera, LATAM informó que ingresó una nueva alternativa que mantenía "en lo fundamental" la estructura presentada antes de financiamiento DIP (Debtor in possession).

El juez que dirige el caso rechazó la propuesta original con el argumento de que un préstamo convertible incluido como parte del paquete equivaldría a un tratamiento "inadecuado" a otros accionistas, lo que fue retirado del nuevo prospecto.

"La aprobación del DIP es un paso muy significativo para la sostenibilidad del grupo (...). Ahora empezamos una nueva etapa que es presentar nuestro plan de reorganización dentro del proceso del Capítulo 11", dijo el CEO de LATAM, Roberto Alvo.

Debido al impacto en sus operaciones de la pandemia de coronavirus, la aerolínea y sus filiales en Chile, Colombia, Ecuador, Estados Unidos y Perú se acogieron en mayo al capítulo 11 de la ley de quiebras estadounidense con el objetivo de reestructurar sus deudas.

En julio se acogió al proceso la unidad en Brasil.