Kraft Heinz Co reportó débiles ventas en el trimestre, lo que llevó al fabricante de alimentos envasados a amortizar el valor de varias unidades de negocios en más de 1,000 millones de dólares y reducir su pronóstico para todo el año, mientras lucha por atraer clientes.

Las acciones de Kraft tocaron a un mínimo récord después que la compañía con sede en Chicago marcó su duodécimo trimestre seguido de ventas mediocres.

 

La firma, que cuenta con el multimillonario Warren Buffett como su mayor inversor, ha sido golpeada por la competencia de marcas no listadas, cambiando los gustos de los consumidores y reduciendo las inversiones en sus marcas debido a fuertes recortes de costos bajo el liderazgo instalado por la compañía brasileña de capital privado 3G Capital.

El reporte de ganancias, que fue retrasado por una investigación interna sobre las prácticas contables del equipo de adquisición de la empresa, resaltó estos asuntos y provocó que sus acciones se hundieran más de 15 por ciento.

Las complicaciones de Kraft han sacudido a otras grandes compañías de bienes de consumo este año y en la industria hay una lucha para recortar gastos sin rebajar demasiado los presupuestos, en medio de los crecientes costos de insumos y transporte.

Kraft Heinz decidió retirar su perspectiva anual anunciada sobre ganancias ajustadas antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización de entre 6,300 millones de dólares y 6,500 millones de dólares.

La compañía también informó que las utilidades se redujeron a la mitad en los primeros seis meses del año. Realizó un cargo de alrededor de 744 millones de dólares en su unidades refrigeradas en Estados Unidos, exportaciones de América Latina y Brasil, entre otras, culpando a los pronósticos operativos más bajos en cinco años.

Separó un cargo por deterioro de unos 474 millones de dólares en el segundo trimestre para amortizar el valor de sus seis marcas, incluyendo a Velveeta y Cool Whip. "Los valores son preliminares y están sujetos al término de los procedimientos de control", reportó la firma.

La ganancia neta atribuida a los accionistas bajó más de 51%, a 854 millones de dólares, o 70 centavos por acción. Excluyendo ciertas partidas, ganó 1.44 dólares por papel. Kraft informó que sus ventas netas descendieron alrededor de 5% a 12.370 millones de dólares.