Una vez que el Senado dio marcha atrás a la regularización de autos ilegales vía una ley en México, la industria automotriz propone atender el tema de las unidades chocolate que circulan en territorio mexicano, a través de otorgar facilidades administrativas y pago de impuestos para justificar su legal estancia, con un pago de contribuciones, planteó Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

“El tema de los autos ilegales en el país lo hemos venido platicando con la Secretaría de Economía, Hacienda, Gobernación, el jurídico de Presidencia, por supuesto con aduanas y el SAT, en el cual se ha insistido en que a través del convenio de coordinación fiscal entre la Federación y los estados, en particular el anexo 8, podemos encontrar mecanismos para poder llevar la facilidad administrativa, porque sabemos que los autos ilegales son un tema que se tiene que atender”, expresó el representante de la industria automotriz.

En entrevista, precisó que tendrían que colocarse una especie de kioscos u oficinas para que se legalicen las unidades que circulan en el país, siempre y cuando no sean de contrabando o robadas, sino que hayan sido importadas de manera ilegal (sin papeles).

Pero, aclaró que “no es a través del Legislativo ni en leyes, sino a través de un esquema administrativo en el Ejecutivo para poder solucionarlo (la regularización de autos chocolate)”.

Sin una base real económica, estimó que alrededor de 1 millón de unidades de diversos años y modelos ya circulan en México de manera ilegal, por lo que “no nos oponemos a la regularización”, acotó.

La industria propone que haya mecanismos de facilitación, porque existe el mecanismo legal, bajo las leyes fiscales de las entidades y la federación.

Detalló que el sector explicaría la propuesta al diputado Mario Delgado —quien insistió en regularizar los autos chocolate—, a través del Poder Ejecutivo, para definir las facilidades administrativas que permitiría regularizar el auto sin que salga del país. Sería, agregó, por medio de kioscos que permitan que aquellos autos que no puedan justificar su legal estancia lleven a cabo esa regularización a través del pago de contribuciones fiscales.

Reconoce IP estado de derecho

El sector empresarial reconoció la decisión del Senado mexicano para rechazar la regularización de autos ilegales, con lo que da muestras de que debe prevalecer el Estado de Derecho. Luego de que el Senado rechazó por segunda ocasión la inclusión del artículo decimoquinto transitorio de la ley de ingresos 2020, los distribuidores de automotores destacaron la disposición al diálogo del senador Ricardo Monreal, coordinador del grupo parlamentario de Morena y presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado.

En un contexto en el que el mercado interno automotor se encuentra en crisis, después de 29 meses consecutivos con resultados negativos, el sector automotor requiere del apoyo decidido del Poder Ejecutivo y del Congreso para aplicar políticas públicas y adecuar el marco jurídico para incentivar la inversión, generar empleo y fortalecer el mercado interno, refirió la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores.

Al respecto, Gustavo de Hoyos, presidente de la Coparmex, aplaudió la decisión de la Cámara revisora, que al rechazar la regularización de los autos chocolate da un paso para frenar el contrabando rodante y hacer prevalecer el Estado de Derecho.

[email protected]