Cancún, QR. KIA Motors prepara un nuevo modelo subcompacto en su planta de manufactura en Pesquería, Nuevo León, como resultado de la sorprendente rentabilidad que mantiene el mercado mexicano. Visualiza aumentar sus ventas internas hasta 10 veces más hacia el 2020, aseveró Horacio Chávez, director de general de la marca en México.

Se prevé que inicie la producción de un subcompacto, entre el Río o el Forte 5 hatchback, que es buscado por el consumidor joven en otras naciones.

A cinco meses de entrar al mercado mexicano, la empresa coreana ha comercializado 6,659 unidades y prevé superar su meta de ventas en 9,500 unidades al cierre del 2015.

Hacia el 2020, la marca estima tener 5% de penetración del mercado en México, tomando en cuenta que las autoridades federales estiman la venta doméstica por 1.8 millones para ese periodo.

En entrevista, el directivo informó que se espera la apertura de la planta en México entre mayo y junio del 2016, al tocar récord de construcción en 12 meses, la cual producirá inicialmente 100,000 unidades y al 2017, 300,000.

En el marco de la segunda fase de la inauguración de apertura simultánea de 26 concesionarias para cerrar el año con 48 agencias en el país y tener una cobertura nacional de 85%, Chávez sostuvo que Kia ve a México como un mercado rentable para ampliar su participación de mercado.

La marca es atractiva para el consumidor mexicano, los precios y la calidad de los productos nos han posicionado, además de los siete años de garantía que otorga al cliente como muestra de confiabilidad en el producto , destacó.

[email protected]