La ferroviaria Kansas City Southern de México (KCSM), que opera una red de aproximadamente 3,650 kilómetros de vías en territorio mexicano, consiguió una concesión para explotar bandas radioeléctricas que le permitirán mejorar sus comunicaciones internas ubicadas en la costa el Golfo y la región centro-norte, en los estados de Nuevo León, San Luis Potosí, Tamaulipas y las colindancias con Veracruz.

La empresa consiguió un par de Megahertz que se utilizarán como parte de un sistema de control cuya función es la prevención de colisiones de trenes, descarrilamientos y otros eventos que puedan entorpecer la circulación de los convoyes en ruta.

El espectro entregado a la empresa por 15 años se ubica en el rango de los 220-222 Megahercios. La adjudicación de las bandas, sólo por la contraprestación, significó una erogación de 60,555 pesos para Kansas City.

 

 

“Después de obtener las bandas, KCSM construirá ese sistema de prevención, utilizando infraestructura propia y compuesta de diversas estaciones base equipadas con antenas omnidireccionales y equipos de radio que operan en esas frecuencias, las cuales estarán instaladas a lo largo de la red ferroviaria de San Luis Potosí, Tamaulipas y Nuevo León, así como de diversos equipos de móviles ubicados en el primer y último carro de los ferrocarriles, para el monitoreo de las condiciones de operación del tren”, dijo el Instituto Federal de Telecomunicaciones tras la entrega de la concesión.

Con este nuevo sistema, la compañía también pretende reforzar sus operaciones mexicanas que empatan con aquellas en la frontera con Estados Unidos, con el objetivo de prestar un servicio continuo y eficiente en el transporte de carga, agregó el IFT.