Pesquería, NL. KIA Motors México arranca la producción de la nueva plataforma de Forte 2019 en julio próximo, que estará disponible en agosto para su venta en el mercado doméstico; cuya apuesta es arrebatar la segunda posición al Sentra de Nissan, actualmente ocupa el 5° sitio en la comercialización del segmento de compactos.

Woo Yoel Park, presidente de KIA Motors México, dijo que la planta de Pesquería logrará una meta de producción de 314,000 vehículos para el 2018, un incremento anual de 41 por ciento.

Del total de la fabricación, 153,000 corresponderán al Forte 2018 y 2019; 96,000 serán Rio 2018 y 65,000 serán Accent de Hyundai.

Aun cuando se mantiene la incertidumbre por el ambiente político-electoral en México y las negociaciones comerciales del TLCAN, Horacio Chávez, director de KIA Motors México, sostuvo que los planes de la armadora no se han visto alterados y mantienen su expectativa de crecimiento.

Al celebrar su segundo aniversario de ensamble en Pesquería, Chávez afirmó que la nueva generación de Forte dará un plus al segmento de los compactos —que enfrenta caídas en ventas—, al introducir diseño, equipamiento tecnológico y eficiencia de combustible. También dijo que la unidad será exportada a 24 naciones diferentes, mientras que la anterior sólo fue enviada a siete países.

“Esto permitirá reducir la dependencia de exportación con el mercado estadounidense. Cuando inició operaciones la planta en México se enviaba 84.75% a EU y este año será 63%”, destacó.

lgonzalez@eleconomista.com.mx