La sorpresa del sector energético en el gabinete de Enrique Peña Nieto fue el nombramiento de Francisco Rojas Gutiérrez en la Dirección General de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), mientras que Petróleos Mexicanos (Pemex) quedó al mando de Emilio Lozoya Austin, lo que corrobora las intenciones de realizar un segundo paquete de reformas al sector.

A decir de Roberto Ortega Lomelín, experto en energía, el nombramiento de Francisco Rojas al frente de la CFE fue algo sorpresivo, pero es alguien que ya tiene mucha experiencia, por lo que tiene todas las credenciales para llevar a cabo una buena gestión empresarial, que es lo que verdaderamente necesita esta empresa .

Viene a coadyuvar en este equipo que puede enfrentar los cambios que necesita el sector con el establecimiento de políticas públicas correctas para que México pueda echar a andar 100% la turbina de desarrollo y de empleo que representa el sector energético , dijo David Penchyna, presidente de la Comisión de Energía del Senado.

LA REFORMA DE PEMEX

El nuevo director de Pemex, Emilio Lozoya Austin, es economista por el ITAM y abogado por la Universidad Nacional Autónoma de México, además estudió la maestría en Desarrollo Económico en la Universidad de Harvard.

Con 38 años de edad, el funcionario, hijo de quien fuera Director del ISSSTE y Secretario de Energía en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari Emilio Lozoya Thalmann, se desempeñó también como Director para América Latina del Foro Económico Mundial.

Creo que tiene capacidad de innovación para poder, conjuntamente con el Secretario de Energía y el de Hacienda, llevar a cabo la reforma energética. Lo más importante en estos nombramientos es que yo veo una gran coordinación que puede existir entre ellos , dijo Ortega Lomelín.

kgarcia@eleconomista.com.mx