Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP) dio a conocer la tarde de este martes que un Juez federal ha ordenado a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) suspender el dictado de cualquier autorización que tienda a una toma hostil de la compañía hasta en tanto se resuelva en definitiva el presente juicio .

La empresa, que opera 12 aeropuertos en México, entre ellos los de Guadalajara y Tijuana, no ofreció mayores detalles sobre la medida que da protección a GAP ni lo alcances legales que ésta tiene.

Dicho anuncio se hace a la víspera de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación manifieste su postura con respecto a la vigencia de los estatutos internos del grupo aeroportuario.

Fuentes de GAP comentaron que la información presentada ayer busca defender los intereses de la firma en caso de que se presente alguna intención de compra hostil, como la presentada en junio del 2011 por uno de los inversionistas, Grupo México.

En esa ocasión, el grupo presidido por Germán Larrea expuso sus deseos de adquirir hasta el 100% de las acciones de GAP, situación que se contrapone a lo planteado en sus estatutos, que refieren que ningún inversionista podrá tener más de 10% de las acciones. Sin embargo, su argumento en defensa es que sí pueden contar con mayor participación accionaria, con derecho a voz y voto, con base en la Ley del Mercado de Valores.

Luego de un largo proceso legal, en marzo del 2012, Grupo México dio a conocer que renunciaba a su interés de adquirir hasta 100% de las acciones en circulación del GAP, aunque no aclara qué sucederá con los procesos legales emprendidos. Así, su intención de ingresar de lleno al sector de transportes, se interrumpió, aunque la decisión que expresó hoy la Suprema Corte podría renovarle bríos.

empresas@eleconomista.com.mx