Un juez federal concedió la suspensión a las modificaciones de la Secretaría de Energía para los lineamientos de otorgamiento de certificados de energía limpia (CEL) con lo que como norma general quedan sin efecto estos cambios con los que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) podía recibir estos instrumentos a partir de la generación de sus centrales legadas construidas antes de la reforma energética.

Según Israel Hurtado, secretario ejecutivo de la Asociación Mexicana de Energía Solar (Asolmex), han sido admitidos más de 20 juicios de amparos en tribunales administrativos y especializados en competencia económica, promovidos por los principales grupos empresariales eólicos y fotovoltaicos que operan en el país.

Con respecto a la suspensión de los efectos del acto de autoridad de la Secretaría de Energía, falta que el gobierno presente recursos de queja; posteriormente, deberán comparecer las partes y se evaluará el caso para que se dicte una sentencia, lo cual ocurriría hasta el próximo año, estimó.

Cambios estancarían mercado: experto

En la mesa de análisis “La comercialización de los CEL y el futuro de las renovables”, organizado por World Wildlife Fund (WWF), Alfonso Gutiérrez, de la consultoría energética Antuko, aseguró que, de continuar con los cambios, la CFE estará en posibilidades de emitir hasta 40 millones de CEL, lo que reduciría en 70% el precio de estos instrumentos que hoy oscila entre 12 y 17 dólares por megawatt hora. “Podría bajar hasta 2 o 3 dólares y sí, con el tiempo llegar a cero, y eso es exactamente lo opuesto a incentivar las inversiones mediante renovables en el país”, dijo.

Sin embargo, la fórmula de costos de generación mediante los precios marginales locales establecida en la Ley de la Industria Eléctrica permite que las plantas con menores costos sean las primeras en despachar energía al Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) y hoy ya son las renovables, particularmente la fotovoltaica, que no tiene costos de combustibles con lo que durante varias horas al día tiene un costo nivelado más barato que el de la energía generada mediante ciclos combinados a gas natural.

De ahí que el experto consideró que, si bien el crecimiento de la instalación de renovables no se detendrá, el cambio planteado por la Sener pone al país en una situación de estancamiento que puede durar algunos años, hasta que se estabilice el mercado con las nuevas dinámicas y el impulso competitivo de las renovables atraiga inversiones de forma natural.

“El problema es que no tenemos tiempo que perder. Las renovables seguirán siendo atractivas en México y el crecimiento de la demanda no se detiene, pero hay acuerdos internacionales en materia de cambio climático; hay metas para las que ya vamos atrasados y con la vulnerabilidad geográfica a la que se enfrenta el país, debería estar acelerando la transición a renovables, no postergándola”, aseguró. 

Por otra parte, el gobierno no ha dado a conocer cómo se realizarán las transferencias de CEL entre el mayor consumidor del país, que es CFE Suministro Básico con 80% de los requerimientos del lado de la demanda, y las subsidiarias de generación de la estatal, que tendrán acaparada la oferta de títulos.

Al respecto, consideraron que más que ampliar la obligación mínima para los participantes del mercado, que el próximo año será de 7.4%, para aumentar a 10.9% en el 2021 y a 13.9% en el 2022, se deben encontrar mecanismos para que la estatal eléctrica no quede en desventaja y concluya pagando multas por no llegar a las metas como suministrador, pero sin invalidar el mercado de CEL como incentivo para nuevas inversiones en renovables.

Por lo pronto, WWF adquirió como sujeto voluntario un total de 41 CEL equivalentes a su consumo en las cuatro oficinas que opera en México, y esperan que muchos actores se sumen a esta posibilidad voluntaria que incentivaría el mercado de renovables en el país.

Energía limpia: alta tensión

Los generadores de energía limpia acusan que la Sener eliminará los incentivos para producir más energía carbono neutral, pero ¿por qué?

  • La reforma energética resolvió la creación de los CEL que amparan la producción de un megawatt hora de electricidad a partir de fuentes no fósiles.
  • El mercado permitiría cumplir con las obligaciones de producción y consumo de energía limpia, acelerando la transición de México hacia la meta del 2024.
  • Para incentivar la capacidad de generación limpia se reservó este mercado para plantas generadoras construidas después del 2014.
  • Este año, la Sener promovió cambios para que la CFE también entrara con sus centrales eléctricas limpias anteriores al 2014.
  • Los generadores que instalaron plantas después del 2014 protestaron al afirmar que esto saturará el mercado de CEL, lo que reducirá su precio.
  • Si los CEL son baratos, no habrá incentivo para instalar nuevas centrales eléctricas limpias y se complicará el compromiso del país.

[email protected]