Tras conceder la suspensión de los actos mediante los juicios de amparo interpuestos por empresas de generación eléctrica en México, el resto de las suspensiones definitivas fueron otorgadas en los demás juicios de amparo promovidos en contra de las modificaciones a los lineamientos para el otorgamiento de Certificados de Energía Limpia (CEL). Las suspensiones  definitivas implican medidas precautorias de aplicación general a toda la industria eléctrica.

El Poder Judicial de la Federación resolvió mantener sin efectos las modificaciones a los lineamientos en términos generales luego de advertir daños inminentes e irreversibles que dichas modificaciones implicaban. Esto significa que el diseño original de los Certificados de Energía Limpia, en armonía con el resto de nuestro ordenamiento jurídico, permanecerá sin cambios hasta la resolución definitiva de los juicios de amparo.

En octubre pasado, la Secretaría de Energía realizó modificaciones unilaterales a los lineamientos para el otorgamiento de CEL. Desde entonces, más de 19 juicios de amparo fueron sido promovidos por distintas empresas generadoras de energías renovables, buscando detener los impactos negativos identificados en más de 60 comentarios de empresas, asociaciones industriales y organizaciones de la sociedad civil, quienes no pudieron opinar sobre los cambios al concederse a la Secretaría de Energía la exención de manifestación de impacto regulatorio en la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria.

“Las medidas cautelares en vigor ponen un alto a las afectaciones provocadas por las modificaciones publicadas el 28 de octubre pasado: a la violación de la estabilidad contractual, a la destrucción del valor de activos de proyectos de energías renovables ya en operación y al intento de modificar la ley por la vía administrativa en perjuicio de la confianza de los inversionistas en nuestro país”, detallaron en un comunicado conjunto la Asociación Mexicana de Energía Eólica (Amdee) y la Asociación Mexicana de Energía Solar Fotovoltaica (Asolmex).

Esto significa que se mantienen en pie importantes beneficios para el sector eléctrico en su conjunto, incluida la CFE, entre los que destaca la mayor disponibilidad de electricidad generada a partir de fuentes renovables, cada vez más barata. Mantener a los CELs como promotores de la inversión en nuevas energías limpias, clave para cumplir con las metas de mitigación del cambio climático.

[email protected]