Tony Gutiérrez, quien se distinguió por ser la única mujer en dirigir una aerolínea en México, se despidió hoy oficialmente de la empresa American Airlines, luego de 43 años de servicio, y dio la bienvenida a José María Giraldo como nuevo director.

El nombramiento de Giraldo, con 28 años de experiencia dentro de la empresa, se dio a conocer el mes pasado y la víspera se anunció que en esta nueva etapa continuará fortaleciendo la presencia de American Airlines en México.

“Estamos anunciando oficialmente que abriremos la ruta Oaxaca-Dallas, es la ciudad número 22 donde iniciaremos operaciones a finales de este año, también se contará con la vía Ciudad de México-Filadelfia”, comentó el nuevo directivo.

Refirió que “se busca aumentar frecuencia para San José de Los Cabos; en Chicago y Dallas se abrirán dos vuelos diarios a Cancún con el B-787 Dreamliner, que permitirá ofrecer al mercado mexicano uno de los aviones más avanzados que tenemos en entretenimiento y servicio a bordo”.

Con estas acciones se muestra el compromiso que se tiene por seguir expandiendo a la aerolínea en México, donde ha tenido un crecimiento anual de 12% en pasajeros transportados.

“Tenemos que consolidar nuevos servicios y seguimos con mucha expectativa en el desarrollo del nuevo aeropuerto internacional de la Ciudad de México, creemos que esto es fundamental para el futuro de país y para obtener nuevas oportunidad de crecimiento y ampliación de rutas”, expresó.

Actualmente, ante la gran demanda de pasajeros, en México se cuenta con 624 vuelos y 90 operaciones diarias.

Refirió que se trata del país donde más presencia hay de la aerolínea, después de Estados Unidos. “Las cifras contrastas con los alrededor de 300 vuelos que tenemos en otros países de Latinoamérica”.

Giraldo comentó que durante su dirección se continuarán implementando las estrategias que permitieron a Tony Gutiérrez posicionar a la empresa, enfocadas a prestar un buen servicio y brindando la facilidad de conectividad aérea, buscando oportunidades de aumentar la capacidad en flotas regionales.

Respecto al legado de Tony Gutiérrez, manifestó que se trata de una mujer que marcó la historia de la aviación en México y su trabajo no solo dejó huella en las operaciones, sino que ayudó a que el país se posicionara como uno de los centros más importantes de reservación, call-center, de habla hispana.

“Cuando miras esto en conjunto es cuando se puede hablar de legados. Las personas no se reemplazan, sino que continuamos ese legado del que hablo. Me quedo con su humildad, su vocación de servicio y su entrega”, concluyó.