Jaguar Exploración y Producción continuará con sus planes de exploración y desarrollo en los campos terrestres que se adjudicó en las rondas petroleras mexicanas, toda vez que a sus planes exploratorios con inversiones de por lo menos 60 millones de dólares en este sexenio se añadirán 1.516 millones de dólares en el desarrollo de un nuevo campo gasífero terrestre en Tabasco, además de que concluyó su sociedad con la empresa Vista Holding, que se quedó con uno de los tres bloques en los que participaban juntos, mientras que Jaguar y Pantera mantendrán la operación de otros dos.

Lo anterior, luego de que en la 21 sesión extraordinaria del órgano de gobierno, la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) aprobó el Plan de Desarrollo para la Extracción para el Contrato CNH-R02-L02-A10.CS/2017, presentado por Pantera Exploración y Producción, filial de Jaguar en México.

Se trata de un área contractual terrestre en la modalidad de licencia, productora de gas seco, con una superficie de 347.33 kilómetros cuadrados, localizada en los municipios de Macuspana y Jonuta, del estado de Tabasco.

El plan de desarrollo presentando por el operador se justifica derivado de la conclusión de la vigencia de la modificación del programa de transición, de la presentación de un Plan de Desarrollo Multianual, y de la Continuidad Operativa para el Área.

El Operador presentó dos alternativas, de las cuales eligió la “Alternativa 2”. El Alcance del Plan de Desarrollo en la alternativa seleccionada contempla, al límite económico del Área Contractual (2021-2026), la recuperación 3.22 miles de millones de pies cúbicos mediante una Reparación Menor, así como el abandono de tres pozos y tres líneas de descarga en el año 2027.

El costo total para lo anterior, en el periodo 2021-2027, se calcula en 1.516 millones de dólares.

karol.garcia@eleconomista.mx