En aras de proteger la legalidad sin recurrir al proteccionismo comercial, la Secretaría de Economía destinará 540 millones de pesos para fortalecer y hacer competitiva a la industria textil y de la confección, luego de que en los últimos 20 años su productividad se desplomó 26%, sostuvo su titular Ildefonso Guajardo.

El secretario de Economía dijo que de la mano del sector empresarial se definió la política industrial del sector textil-confección bajo cuatro ejes, a fin de reposicionar al sector en el ámbito internacional. Se contará con esquemas de certificación de competencias empresariales, gerenciales y de procesos productivos basados en una norma estándar o estrategia que alinee esos procesos con el enfoque cliente y mercado creativo, mencionó.

Una segunda medida es promover la implementación de procesos de diseño e innovación; mientras el tercer punto será incentivar el consumo en el mercado interno, en donde a través del convenio por mejores prácticas comerciales se protegerá con dientes a los industriales del vestido para que no sean presionados en sus contratos de venta de las grandes cadenas de autoservicio.

Guajardo destacó que la autoridad le apostará a profundizar la internacionalización del sector textil-confección y emprender alianzas. Ante los líderes de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido y Textil, el secretario de Economía aclaró que este programa no se traduce en proteccionismo comercial sino en la defensa de la legalidad.

Estamos estableciendo la ayuda a un sector que representa la principal economía en dos entidades federativas donde están integrados con 45% del contenido nacional, representan 4% del producto manufacturero (...) Generan 420,000 plazas en el empleo nacional. Pero lo más importante, una alternativa de sustento a sus familias. Es una industria sustentada en el empleo femenil , expresó.

Depredación asiática

Del periodo 1993 al 2013 la industria ha perdido 10,000 millones de pesos de valor en su producto generado, como consecuencia del impacto de la entrada de China al sistema de comercio internacional y la entrada de Vietnam al mercado internacional.

Guajardo apostó por reanudar la tarea pendiente de mejorar la competitividad, integrar las cadenas productivas y trabajar en contra de las malas prácticas en el comercio internacional. Ya en un futuro, dijo, se alinearán los aranceles a la baja.

[email protected]