La capital del país dejará de percibir entre 500 millones y 600 millones de pesos por proyectos comerciales que ya no podrán ser llevados a cabo con la inminente publicación de la Norma 29 en la Gaceta Oficial del Distrito Federal.

Según Juan de Dios Barba Nava, presidente de la Coparmex Distrito Federal, ante esta pérdida se buscará que la Iniciativa Privada (IP) invierta en el proceso de modernización y adaptación de los mercados artesanales para atraer al consumidor.

Los mercados públicos por sí mismos no van a modernizarse, requieren inversión pública, privada o ambas. Tenemos que trabajar para crear un modelo que modernice el sistema de abasto general de la ciudad. Se puede lograr siempre y cuando los locatarios estén dispuestos a priorizar la modernización y a ceder un poco de su poder absoluto , declaró.

Debido a esto, la asociación propondrá un programa piloto de cinco mercados donde se buscará experimentar con una inversión público-privada para después extender la experiencia a los 313 mercados restantes del Distrito Federal.

[email protected]