A casi dos semanas del sismo de 7.1 grados Richter que afectó a la Ciudad de México, los inversionistas han comenzado a pasarle factura a las empresas minoristas que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Las acciones de Organización Soriana han tenido una caída en el valor de sus títulos de 3.4% del 19 de septiembre a la fecha.

Por su parte, los papeles de Chedraui han perdido 2.3%, seguida de los de Walmart de México y Centroamérica (Walmex) que han caído 1.3 por ciento y La Comer reporta un avance de 1.6% en el mismo periodo.

Según analistas de Grupo Bursátil Mexicano (GBM), en la Ciudad de México, las empresas minoristas se verán afectadas de manera limitada en el corto plazo por el sismo del 19 de septiembre.

En un documento, señalaron que en términos generales el sector comercial será bastante capaz de reabastecer las tiendas a un ritmo razonable, lo que limitaría los efectos negativos en las ventas de los bienes básicos.

Sin embargo, las ventas de bienes discrecionales podrían verse ligeramente mermadas en el corto plazo, como resultado del cierre de algunos establecimientos y a la naturaleza de los bienes vendidos.

Bajan ingresos

De acuerdo con un estudio realizado por la agencia calificadora HR Ratings, el ingreso real por los suministros de bienes y servicios de las empresas comerciales al menudeo ha mostrado una fuerte desaceleración.

En el documento detalló que en julio de este año las firmas comerciales al menudeo registraron un avance de apenas 1.37%, luego de lograr en diciembre del año pasado un nivel máximo de 9.83 por ciento.

HR Ratings destacó que a partir del último mes del 2016, las ventas por suministros de bienes y servicios de las minoristas han sido de constantes bajas, por lo que acumulan desde esa fecha una caída de 8.46 puntos porcentuales.

La tendencia decreciente de los flujos monetarios de las emisoras ligadas al consumo básico y discrecional se explica básicamente por el fuerte repunte de la inflación, mencionaron.

Pese a que el incremento sigue siendo positivo, la desaceleración que se observa es eminente y no se ven indicios de cambio de esta tendencia en los próximos meses, refirió HR Ratings.

Dijo que existe la posibilidad de que en los próximos meses también se presente un ajuste a la baja en el consumo privado total, debido a que el ingreso de las empresas comerciales refleja el poder de compra de los consumidores y, por lo tanto, podría dar indicios respecto al comportamiento del consumo privado en su conjunto.

[email protected]