El gobierno federal impulsará una campaña de “cero barreras a la inversión privada” y sin ideologías, ya que si la inversión pública está etiquetada y el gasto público restringido, “el sector privado es la única esperanza para crecer” y erradicar la pobreza en México, aseguró Alfonso Romo, jefe de la Oficina de la Presidencia de la República.

El funcionario federal dijo que para combatir la pobreza y lograr crecimiento en México es indispensable “quitarnos de ideologías y ser responsables”, que se logará solo con la unión de la iniciativa privada, sector público y social.

La ceguera biológica impide ver, la ceguera ideológica impide pensar”, citó al extinto Octavio Paz, premio nobel.

Al reunirse virtualmente con el Consejo Nacional Agropecuario (CNA), Romo recomendó a los empresarios instalar mesas de trabajo en los diferentes temas de preocupación, que va desde la drástica caída del 40% en el presupuesto para el 2021, impuestos en el agua, la prohibición del glifosato, la eliminación de apoyos en el campo, el nuevo etiquetado de alimentos, entre otros. No obstante, les pidió no “litigar en la prensa”, para evitar en guerras ideológicas.

“Lo que recomiendo es que estos temas álgidos, los tratemos en privado y nos los ventilemos. No queremos guerras ideológicas que a nada nos lleva, cuando nos hemos sentado a trabajar y proponer, en lugar de litigar en la prensa, no nos lleva a nada”, acotó Romo.

Durante su discurso, el responsable del crecimiento económico de la 4T reconoció que el sector público “no va poder y no tiene los recursos para poder canalizar su dinero en el 90% de la responsabilidad que tiene hoy el sector privado”.

Para ello, planteó: “hay que proponer un gabinete de cero barreras a la inversión, tenemos que ser promotores de la inversión privada. No tiene otra salida este país que dar certidumbre jurídica, normativa y física al sector privado nacional porque vamos a ser los únicos que vamos a sacar a este país”.

Bosco de la Vega, presidente del CNA, expresó que para crecer a tasas del 4%, necesitamos invertir por lo menos el 25% del PIB, 20% del sector privado y 5% del gobierno.

El responsable del sector agroalimentario del sector privado lamentó que México invierta menos del 1% del PIB y muy parecido a países como Trinidad y Tobago para las medidas contracíclicas, es algo que nos costará en el largo plazo, cuando Colombia lo hace 8% y Alemania 32% de su PIB. “Nos urge mayor inversión”.

“Vamos hacer una campaña y hablar del México posible, donde todo se sustente en el sector privado. Y me comprometo ayudarlos, como parte del gobierno, en todo lo que podamos porque va ser la única forma de erradicar la pobreza es con ustedes”, respondió Alfonso Romo.

Frente a un contexto complejo, de medidas excepcionales, debemos tener prácticamente cero barreras a la inversión privada porque no hay otra forma de salir adelante más que apoyándonos en el dinamismo de los empresarios, aseveró el funcionario.