Durante abril del 2019, la Inversión Fija Bruta (IFB), que representa los gastos realizados en maquinaria y equipo de origen nacional e importado, así como los de construcción, registró una caída de 2.4 por ciento respecto al mismo mes del año pasado.

Así lo dio a conocer el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, con base en cifras desestacionalizadas, y precisó que, a su interior, los gastos en maquinaria y equipo total cayeron 3.3%, y los de construcción 1.3%, con relación a los de abril del 2018.

Sin embargo, en su comparación mensual, la IFB de México mostró un avance en términos reales de 2.5% frente al mes inmediato anterior, con cifras desestacionalizadas.

Por componentes, los gastos en construcción aumentaron 3.0%, y los de maquinaria y equipo total lo hicieron en 1.3% en el cuarto mes del 2019, respecto al mes precedente, según datos ajustados por estacionalidad.

Con base en cifras originales, la IFB de abril tuvo un crecimiento de 5.4%, derivado de un incremento de 7.4% en maquinaria y equipo, que contrarrestó con una caída de 4.4% en construcción.

En el acumulado de enero a abril, la IFB acumuló un crecimiento de 2.1%, por un aumento de 3.9% en maquinaria y equipo, y una baja de 0.8% en construcción.

Incertidumbre económica

Por otra parte, el optimismo empresarial en México se mantuvo relativamente estable en el segundo trimestre del 2019 respecto al año pasado, con 24 por ciento. Sin embargo, la incertidumbre económica está por encima de 50%, de acuerdo con el International Business Report (IBR) de Grant Thornton.

La encuesta trimestral que aplica la firma a directores generales y dueños de medianas empresas en el país se realizó antes de las amenazas del gobierno de Estados Unidos de aumentar los aranceles a las importaciones, por lo que no registra el efecto en el sentimiento en ese sentido. Mauricio Brizuela, socio director de la firma en México, explicó que, “de acuerdo con el estudio, la incertidumbre obedece a la volatilidad de los mercados financieros y el enfoque controvertido del nuevo gobierno, así como a las tensiones comerciales globales”.

Con ello, ha ocurrido una baja de inversión que ha repercutido en el crecimiento económico. “Así, la IFB suma sólo un periodo de crecimiento desde octubre del 2018, con una variación anual acumulada de -2.1% en lo que va del 2019. A futuro, consideramos que la continuación del subejercicio de recursos del gasto público durante mayo, así como nuevas señales de desaceleración económica a nivel global, mantendrá la inversión con avances muy limitados”, según un análisis de Grupo Financiero Monex. (Con información de Notimex)