La inversión Fija Bruta (IFB) del país cayó 0.7% a tasa anual desestacionalizada durante junio, su segunda contracción en lo que va del año, reportó en Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Durante el primer semestre del año, este indicador ha reportado resultados débiles (a excepción del alza anual de 5.1% de febrero), siendo el más pronunciado la caída de 2% que sufrió en abril.

En su interior destaca que por tercer mes consecutivo se presentaron números negativos en la inversión de maquinaria y equipo, pues cayó 3.1% en el sexto mes del año. Tomando en cuenta únicamente los bienes importados, el gasto acumuló tres meses en contracción, cerrando junio con una caída 7.1%, la más pronunciada desde febrero del 2010, cuando se cayeron 12 por ciento.

En tanto, la compra de maquinaria y equipo nacional creció 6.1%, una desaceleración ante 8.3% que creció en mayo.

Por otra parte, la inversión en construcción alcanzó un crecimiento de 1.6%, impulsada por la construcción residencial que creció 7%, su mejor comportamiento desde 10.4% reportado en diciembre del 2014. Por el contrario, la construcción no residencial continúa en racha negativa, pues cayó 2.8% durante junio.

Consideramos que el panorama hacia delante se tornará negativo para los flujos de inversión. En particular, la construcción no residencial presentará un bajo crecimiento ante la reducción de la inversión en proyectos públicos generada por el recorte al gasto presupuestal , opinó el analista de Banorte-Ixe, Alejandro Cervantes.

maria.rodriguez@eleconomista.mx