En noviembre pasado, la Inversión Fija Bruta (IFB) cayó 4.1% (cifras desestacionalizadas), su tercera contracción al hilo y pronunciando su tendencia negativa; el indicador se vio afectado principalmente por el subcomponente de construcción residencial, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Durante los primeros 11 meses del 2017, la IFB registró una variación anual acumulada de -1.8 por ciento .

“La inversión suma una caída de 1.8% anual, contrastando con el avance obtenido durante el mismo periodo del año previo de 1.2 por ciento. Consideramos que este comportamiento está explicado principalmente por la incertidumbre que existe respecto al resultado de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y al resultado de los comicios electorales que se celebrarán el 1 de julio de este año”, expuso Grupo Financiero Monex en un análisis.

El componente de construcción fue el de mayor caída durante noviembre (-6.5%); desde diciembre del 2016 ha registrado contracciones. En esta ocasión estuvo golpeado por la construcción residencial que colapsó 7.1%, su caída más pronunciada desde noviembre del 2013, cuando cayó 11.7 por ciento. Respecto a la construcción no residencial, ésta cayó 6 por ciento.

“El sector de la construcción hiló 11 meses de caídas consecutivas luego de que la inversión no residencial, que está más relacionada con los proyectos de obras públicas y, por ende, con el presupuesto del gobierno federal, continuó rezagada por 21 meses consecutivos”, explicó Grupo Financiero Monex.

En tanto, la compra de maquinaria y equipo se contrajo 1.1%, con lo que acumuló tres meses en piso negativo, la rama de nacional continuó por segundo mes en caída (-7%), mientras que la importada creció 3.9%, su mejor indicador desde 6.1% de agosto.

Para Grupo Financiero Monex, la inversión en el equipo nacional cayó, luego de que el equipo de transporte sufriera un retroceso no visto desde septiembre del 2009. “El comportamiento de este dato se asemeja al de las ventas de autos en México”.

“Continuamos esperando que, para los próximos meses, la incertidumbre que prevalece sobre el futuro de la relación comercial entre México y Estados Unidos siga impactando negativamente a la inversión fija bruta, proponiendo planes de expansión del sector privado”, concluyó el análisis de Grupo Financiero Monex.

[email protected]