La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), a través de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), informó este domingo que ha supervisado las acciones implementadas por Interjet para la adecuada aplicación de las tareas de inspección y mantenimiento recomendadas por el fabricante de la aeronave Superjet100 (Sukhoi), para que se adopten las medidas necesarias que garanticen la seguridad de las aeronaves y de sus operaciones .

La autoridad aseguró que han inspeccionado 18 de los 22 aviones de ese modelo que tiene la aerolínea mexicana y ninguna de ellas ha presentado condiciones que pongan en riesgo la seguridad de las personas, lo que les permite la continuidad de sus operaciones.

Dichas revisiones fueron a petición de la Directiva de Aeronavegabilidad de Emergencia que publicó la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA, por su sigla en inglés) el pasado 21 de julio (y que entró en vigor cuatro días después) para la revisión de todas las aeronaves de origen ruso Sukhoi.

La autoridad solicitó en ese documento a todos los operadores de esos equipos que tomaran las medidas conducentes porque encontraron algunas fisuras en la parte trasera de su estabilizador horizontal, y de no corregirse esa situación se podría afectar toda esa estructura.

Ante esa información, Interjet emitió un comunicado para decir que toda su flota, incluidas las aeronaves (Sukhoi) Superjet, operaban y seguirían operando con absoluta normalidad, toda vez que había trascendido que sus equipos dejarían de volar para ser revisados, como a finales del 2016.

En absoluto apego a esa normatividad internacional, la DGAC coordina con Interjet los trabajos necesarios para mantener los más altos estándares de seguridad en la prestación de servicios de transporte aéreo , aseguró.

[email protected]