Los gobierno de México y Estados Unidos tienen buena voluntad y disposición para desarrollar proyectos en conjunto, y generar más y mejor cooperación, afirmó el responsable de la Práctica de Sector Público de Deloitte en el país, Alonso Yáñez.

Nuestra expectativa es que México se convierta en el primer socio comercial de Estados Unidos en el futuro , y ante la expectativa de las leyes secundarias de las reformas estructurales, el reto para Deloitte y otras consultoras es coadyuvar con el gobierno para instrumentar los cambios y la normatividad de las instituciones.

El socio de Deloitte comentó que actualmente ambos países gozan de una relación comercial fuerte, toda vez que México es el segundo mayor mercado de exportación de Estados Unidos, así como su tercer socio comercial más importante a escala mundial.

Subrayó que la proximidad entre ambas naciones; una creciente clase media, y el Tratado de Libre Comercio en la región han creado un mercado maduro para las empresas estadounidenses, con un comercio bilateral de medio billón de dólares en 2012.

Por ello, la visita de la secretaria de Comercio estadounidense a México, Penny Pritzker, permitirá promover más oportunidades de negocio en sectores industriales clave como la manufactura avanzada y tecnologías de la información, comunicación y salud.

A través de un comunicado, Yáñez informó que Deloitte es una de las 17 empresas que acompañan a Penny Pritzker en su primera misión a México. Esta misión comercial servirá para fortalecer la relación comercial bilateral, generando mayor interacción en distintos frentes.

Deloitte tiene inversiones importantes en México y quiere entrar en el negocio de las telecomunicaciones y de la salud, además de que busca apoyar grandes proyectos mediante acercamientos con los tomadores de decisiones del gobierno mexicano.

apr