Olga Sánchez Cordero, propuesta por Andrés Manuel López Obrador como secretaria de Gobernación (Segob) en su próximo gabinete, declaró que en la ley de amnistía no entrarían los delitos de alto impacto como el secuestro, la desaparición e incluso, el homicidio.

En entrevista con Despierta con Loret dijo que la amnistía es una iniciativa pero el Congreso tendrá la última palabra, la cual “lo que trae atrás es un tema de justicia social, ésa es la realidad de las cosas. Esta figura no es ajena a nuestro sistema jurídico, muchos de los presidentes han expedido la ley de amnistía”.

Destacó que se tiene que establecer en qué periodo se va a dar esa amnistía, a qué universo de personas va dirigida, así como establecer qué hipótesis jurídicas entran.

“México ha firmado varias convenciones internacionales las cuales no permiten que establezca una ley de amnistía o expida una ley de amnistía donde están los delitos, básicamente, de lesa humanidad, tortura, trata de personas, extorsiones, secuestro, son delitos de alto impacto, desaparición, ésos no pueden entrar, incluso el homicidio”, advirtió.

Además, dijo, se analiza una ley de reducción de penas, en el caso de una persona cuando es informante que da los datos ciertos, cotejables, precisos. Refirió que en el caso de los desaparecidos muchas de las víctimas o familiares se le han acercado y han dicho: “Yo estoy dispuesto, muchos de ellas hasta dar la amnistía”, porque para ellos, señaló, el valor supremo es encontrar a sus hijos.

Destacó que los delitos contra la salud sí entrarían en esta ley y ejemplificó el caso de los campesinos que siembran droga o los narcomenudistas.

En otro tema, dijo que analizan una iniciativa para despenalizar la mariguana, la siembra y el trasiego. Para ello, prosiguió, fue instruida por Andrés Manuel López Obrador para organizar varios foros en política de seguridad.

Comentó que López Obrador desaparecería Gobernación y trasladaría todo lo que es inteligencia a la Secretaría de Seguridad Pública, cuyo tema lo platicará con él, porque una es la inteligencia de seguridad pública y otra es la inteligencia para la gobernabilidad.

En cuanto al tema de las marchas, comentó que será a través del diálogo y no con el uso de la fuerza como darán solución a sus demandas.