La transferencia de ductos de gas natural a Petróleos Mexicanos (Pemex) al Centro Nacional del Control de Gas Natural (Cenagas) tiene un doble objetivo: uno del tipo transportista y otro gestor técnico del sistema; el resultado de estos trabajos es romper la integración vertical del monopolio, lo que permitirá la llegada de nuevos jugadores así como de nuevos usuarios al sistema interconectado de ductos.

David Madero, director del Cenagas, expresó que la transferencia de activos es un cambio importante en el manejo del sistema de gas, incluso se tienen que firmar nuevos acuerdos con el ejército para que continúe la protección de la infraestructura propiedad del Estado.

La firma del contrato de transferencia con Pemex los convierte en el nuevo transportista entre las empresas de Pemex y abre un segmento nuevo en el gas natural que es el de comercialización, dijo.

Inicialmente, Pemex podrá ser el único comercializador, pero con el tiempo habrá nuevos participantes.

El monto que se va a pagar por toda la infraestructura es de 9,000 millones de pesos, que se pagarán a lo largo de los siguientes 25 años; el monto más grande es el inicial, de 1,000 millones de pesos, y cada año irán bajando, explicó.

La transición tardará todo el 2016 y a partir del 2017 estarán por su cuenta, es un cambio, ya que tienen tres obligaciones: la primera es sacar adelante el plan quinquenal; dos, asegurar el abasto e iniciar las licitaciones correspondiente, y tres mantener la coordinación de los transportistas que están en el sistema.

Entre la transferencia que se tiene en el Cenagas están 8,700 kilómetros del sistema nacional de gasoductos más los sistemas periféricos de Tamaulipas, Bajío y Zacatecas, más el ducto de Los Ramones I y II, nueve compresoras que ya están operando, ocho que se van a entregar después, los derechos de vía y los contratos de transferencia de los contratos comerciales.

Madero indicó que los ductos que son privados no pasarán a su control y no hay manera de que el Cenagas los obligue a entrar a sus directrices.