Ante las alertas críticas por el desabasto del gas natural que obligan a frenar la productividad de la industria nacional y las paraestatales del ramo energético, el gobierno federal decidió emprender acciones de corto plazo para minimizar el efecto: sustituir el uso del energético por combustóleo, elevar a máxima capacidad de producción el gas en plantas del sur del país y adquirir maquinaria (comprensoras) para extraer el producto desde Estados Unidos, como la opción más barata y competitiva.

Así lo estableció Juan José Suárez Coppel, titular de Petróleos Mexicanos (Pemex), al Consejo Coordinador Empresarial (CCE) tras una reunión privada, quien advirtió que el problema de escasez de gas podría resolverse hasta diciembre del 2013, cuando entren en operación las maquinarias para importar gas desde el sur de EU.

Están tomando ya las decisiones para hacer eso, comprar las compresoras para levantar la capacidad de poder traer gas del norte al sur, pero eso tarda un año, porque tiene que construirse las compresoras, las piden hoy y te las entregan, luego las tienes que instalar en un año , explicó

Claudio X. González Laporte, presidente del Consejo Mexicano de Hombres de Negocios (CMHN).

Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del CCE, advirtió al gobierno federal que las medidas son urgentes porque se corren riesgos, no sólo de que la industria deja de producir, sino que las inversiones en distintos sectores se inhibirán en México.

Entrevistados por separado, el presidente de los hombres de los negocios calificó como increíble el hecho de que habiendo gas en México, no se pueda tener donde se debe tener, esperemos que no se vuelva una restricción al crecimiento y a la atracción de inversión, porque cómo atraer inversión, por ejemplo al instalar plantas en el Bajío, cuando no hay suficiente gas , acotó González Laporte.

El también presidente de Kimberly Clark México explicó que Pemex Gas adquirirá dos compresoras para ponerlas en operación en las estaciones de gas existentes y extraer el energético desde el sur de EU, que resulta el más barato con valor de 3 dólares por BTU, sin embargo, la opción más rápida para enfrentar la escasez es la sustitución de gas por combustóleo, aunque esto implique mayor contaminación por un lapso corto.

Y es que agregó al ser cuestionado: el combustóleo es más contaminante, pero quieres no tener empleos y no tener capacidad de querer atraer inversión, entonces tienes que escoger, y pues es obvio, vas a escoger lo que te traiga más inversión, porque sabes que ese consumo que es más contaminante es temporal .

Desde la perspectiva del dirigente empresarial, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y Petróleos Mexicanos (Pemex) deberán ser las artífices de sustituir el gas, porque son los grandes consumidores. En tanto, entre la industria se deberá evaluar si es viable cambiar por un tiempo al combustóleo o seguir con los paros.