El sector privado alertó de seguir posponiendo los cambios estructurales y dejar que la actividad económica siga su tendencia inercial, podría llevar a México a que en los próximos años retome un ritmo de crecimiento cercano al 2%, aun cuando la economía mexicana crecerá por arriba del 4.5% en el 2010.

El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) estableció que un 5% de crecimiento económico es claramente insuficiente para cubrir las necesidades de la población .

Expresó su preocupación por el hecho de que la economía mexicana presenta un ritmo elevado de crecimiento como resultado de la inercia exterior, y ahora se reduce el interés por realizar cambios estructurales, que inhibe la posibilidad de impulsar el mercado interno.

Resulta contradictorio que mientras la percepción apunta a que el entorno general de nuestro país es favorable, siempre y cuando las condiciones externas lo permitan, por otro lado el país siga perdiendo terreno en el ranking mundial de competitividad , cuestionó el sector privado.

El organismo privado reiteró la importancia de impulsar el mercado interno, como motor fundamental del avance económico.

Es claro que la demanda interna sigue débil y de continuar así, las posibilidades de tener un crecimiento alto y sostenido se reducen, sobre todo cuando prevalece un porcentaje muy alto de la población en niveles de pobreza y otro tanto con empleos de mala calidad , mencionó.

Cualquier cambio requiere de un tiempo de maduración, por lo que para lograr resultados lo más pronto posible, es evidente la prontitud con la que se deben llevar a cabo las reformas estructurales.

apr