En el marco del 95 aniversario de la Concanaco, el presidente Enrique Peña Nieto firmó el decreto que oficializa el Instituto Nacional del Emprendedor, organismo que dará continuidad a las actividades hasta ahora llevadas a cabo por la Subsecretaría de la Pequeña y Mediana Empresa.

Durante la firma del decreto, el Mandatario dio a conocer los objetivos de esta institución, entre los que destacó la generación de condiciones para el desarrollo y crecimiento de las micro, pequeñas y medianas empresas, funcionando como el brazo articulador de las políticas de fomento para el sector.

Como segunda misión del Instituto, Peña Nieto destacó el fomento de una nueva cultura emprendedora a través de la creación de la red del emprendedor y el observatorio del emprendedor, con los que se impulse la adopción de las mejores prácticas de emprendedurismo a nivel mundial.

Finalmente, otro objetivo es alinear la gestión pública hacia el éxito de los proyectos de negocio de los emprendedores mexicanos.

Trascendió en el evento la instrucción al secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, para el diseño e implementación de una política de Estado que dé prioridad a los emprendedores, que incluya el diálogo y trabajo coordinado con las universidades, la incorporación de las pymes al ecosistema exportador y la revisión del programa de Compras del Gobierno federal para beneficiar a estos negocios.

VISIÓN ESTRATÉGICA

Por su parte, el subsecretario para la Pequeña y Mediana Empresa, Enrique Jacob, dio a conocer algunas de las directrices que regirán el trabajo del Instituto, resultado de la revisión al Fondo Pyme de diciembre del año pasado.

La alineación con la política de desarrollo regional e industrial del país –que se operará desde la Secretaría de Economía-, un nuevo esquema de financiamiento que contemple a las empresas en etapas más tempranas y el impulso a la innovación fueron los aspectos principales mencionados por quien será el primer Presidente del Instituto Nacional del Emprendedor.

[email protected]