El incremento de asaltos a transportistas del sector agropecuario, los cobros de piso en el campo y los robos de maquinaria y equipo de los agrónomos en todo el país, así como la menor producción de la agroindustria por el Covid-19 y la disminución de exportaciones podrían provocar una “crisis alimentaria” en México y la reducción del 20% en empleos del sector, advirtió Bosco de la Vega, presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA).

“La seguridad es el tema más grave. Son 3,100 personas muertas por año y cobros por derechos de producción, asaltos en transporte y maquinaria y equipo; sí, la delincuencia creciendo en el sector agropecuario y nos hace muy vulnerables en caminos rurales y no la estamos pasamos nada bien”, lamentó.

En videoconferencia de prensa, Bosco de la Vega advirtió que están en riesgo el 20% de los 14 millones de los empleos generados en el campo, y estima que la baja rondaría en 2.8 millones, puesto que  se enfrentan a “una crisis nunca antes vista”.

“La crisis de salud de convierte en crisis económica y afecta los costos en producción por temas de devaluación y seguridad, si se puede dar. Vacuna no hay, este tema si nos preocupa porque podría desatarse crisis alimentaria, ya vemos países que frenan exportaciones de alimentos y otros que compran para protegerse y tener inventarios”, alertó.

Bosco de la Vega aseguró que  la inseguridad en el sector agroalimentario va a la alza, pues asaltos, cobro de derecho piso y robo al autotransporte se ha incrementado en El Bajío, en los tramos de Veracruz, en Sinaloa y Chihuahua, “en realidad, en toda la República Mexicana”, porque se “roban tractores asaltan a agrónomos y roban bodegas de agroquímicos, la violencia creciendo en el sector agroalimentario”.

El CNA aún no tiene cuantificadas las pérdidas en el campo por  la menor demanda de productos agroalimentarios, dijo su presidente, pero “son altas porque en Sonora y en el norte se destruyeron cultivos debido a que se cerraron las cadenas de exportación que iban dirigidos a los hoteles y restaurantes, y aunque están operando los supermercados, es con baja demanda”.

Ejemplificó: “Si Cancún transportaba 100 camiones ahora 16 camiones con alimentos. Así los centros turísticos y los hoteles del país, realmente no hay un agricultor que no esté afectado por esto, si le sumas a esto que los precios internacionales de los granos han caído también ha afectado”.

Abundó: los pequeños agricultores son los protegidos del gobierno de la Cuarta Transformación que reciben apoyos para cosechas para arroz, maíz, frijol y leche, pero los medianos y grandes están compitiendo en situación de desventaja.

El líder del CNA se quejó  de las decisiones del gobierno federal, específicamente de la Cofepris, que ha impedido la importación del glifosato (un herbicida, para inhibir el crecimiento de la hierba y permitir el de la semilla), lo que llevará a que la rendición en el campo baje 30% y no hay sustituto en el país.

[email protected]