Los altos índices de violencia registrados en México incrementaron desde el 2008 a la fecha hasta 500% el gasto que destinan las pequeñas y medianas empresas (Pymes) en distintos productos y servicios para su protección, afirmó la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

Aunado a eso, el clima empresarial y las condiciones para desarrollar nuevos negocios en diversas zonas del país se ha endurecido, coincidieron especialistas y líderes de cámaras empresariales.

La Comisión de Seguridad de Coparmex a nivel nacional explicó que los conceptos en los que se van gran parte de los recursos de las Pymes son:

contratación de guardias personales para directivos, custodia de instalaciones, sistemas de circuito cerrado, alambrado perimetral y detectores de metal, entre otros.

Las compras de este tipo de artículos aumentan según la zona. Una encuesta interna de la Coparmex con sede en Chihuahua, reveló que sus integrantes, en lo que va del año, aumentaron sus gastos en seguridad hasta 100% frente al 2009. Y es que, en la franja fronteriza el clima empresarial ha visto mayores afectaciones por un incremento de delitos como: homicidios, robos con violencia, extorsiones y secuestros, entre otros.

Estos factores han provocado que en los últimos tres años hayan cerrado 5,000 negocios, en Ciudad Juárez, y a nivel estatal no existe una cifra exacta pero es muy posible que sea el doble , puntualizó Cesar Chávez, presidente de la Coparmex Chihuahua.

En algunas zonas del estado se presenta un fenómeno poco publicitado en donde se puede ver la participación del crimen organizado administrando la forma de vida de personas y ahí la creación de negocios es casi inexistentes , advirtió el líder empresarial.

Hay algunos empresarios que no han concluido definitivamente actividades, pero que llevan sus operaciones en Juárez de manera discreta ante la poca seguridad , afirmó.

No hay para cuándo

En el centro del país, también los retos son fuertes, aseguró Erick Castro, presidente de la Coparmex Zona Sur de Morelos. Dijo que las empresas de esa parte del país han sorteado varias crisis; pero en el tema de inseguridad no ven una salida en el corto o mediano plazo.

Detalló que en la parte sur del estado, las empresas, en los dos últimos años han incrementado sus presupuestos de seguridad hasta 40%, algo nunca visto, por ser del sector turístico como restaurantes y hoteles.

El 50% de los negocios está en proceso de cerrar, ya que la actividad turística y comercial en la zona disminuyó en el mismo porcentaje, producto de los recientes asesinatos , destacó Castro.

Las empresas que tienen filiales en otros países han expresado que sus recursos destinados a seguridad en México representan 12% de sus gastos totales, mientras que en otros países está por debajo de 5%, detalló por su parte Mario Arroyo, vocero de Expo Seguridad.

Pablo Monzalvo, catedrático de la Universidad Iberoamericana, ciudad de México, explicó que el país está registrando niveles de inseguridad históricos, pues nunca la vida empresarial había tenido tan pocas expectativas de retorno de las inversiones y de la afluencia de los clientes por este motivo.

Dijo que los presupuestos tan altos al rubro deberían ir al crecimiento y creación de empleos.

#

#

Fuente: Asociación Mexicana de Empresas de Seguridad Privada e Industria Satelital, AC (AMESIS).

amoreno@elempresario.mx