Los mecanismos de la reforma laboral del 2012 no han sido eficaces para atender problemáticas del mercado de trabajo como el desempleo en jóvenes, además de que ignoraron otras, como la dificultad que enfrentan personas mayores de 40 años para encontrar un empleo, por lo que en la actual legislatura se ha registrado un puñado de iniciativas legales para reencauzar la ley laboral y otras leyes complementarias.

Una de ellas es la presentada por el senador panista José María Martínez Martínez, quien plantea la expedición de la Ley de Fomento al Primer Empleo de Jóvenes. Establece que las empresas que contraten estudiantes universitarios recién egresados tengan un incentivo que consiste en deducir el equivalente a 100% del salario efectivamente pagado; es decir, deberá considerarse la totalidad del salario que sirva de base para calcular, en el ejercicio que corresponda, las retenciones del ISR del trabajador.

Con lo anterior, se busca ofrecer herramientas para abatir la tasa de desempleo en jóvenes, que duplica la prevaleciente para el conjunto de la economía al ubicarse en 9%, lo que equivale a 880,451 jóvenes sin empleo.

Los incentivos planteados pretenden hacer lo que hasta el momento no han hecho las adecuaciones a la Ley Federal del Trabajo del 2012, que introdujo nuevas formas de contratación, como la modalidad de prueba o capacitación inicial, precisamente para dar mayores oportunidades a quienes tratan de incorporarse por primera vez al mercado laboral.

En el mismo tenor, en la LXIII Legislatura, integrantes del grupo parlamentario del Partido Verde presentaron nuevamente su iniciativa de reforma a la Ley Federal del Trabajo para instituir el otorgamiento de un vale deducible de impuestos a los empleadores que ofrezcan a los jóvenes su primer contrato de trabajo formal.

El monto de dicho vale ascenderá a 90 días de salario mínimo vigente en el Distrito Federal. Del mismo modo el empleador fomentará la capacitación continua y garantizará la equidad y respeto a los derechos laborales de los jóvenes , se lee en la iniciativa.

Sobre trabajadores maduros

Debido a la necesidad de generar más empleos, legisladores de Movimiento Ciudadano también consideran que otro grupo donde se debe mejorar el clima de contratación es en el de personas de 40 años y más, de tal manera que proponen reformar el artículo 186 de la Ley del Impuesto sobre la Renta para establecer un estímulo fiscal a los empleadores que contraten a personas de este rango de edad, mismo que sería equivalente.

El incentivo sería equivalente a una fracción del salario efectivamente pagado al trabajador, de acuerdo con su edad, tal como sigue: a) de 40 a 64 años, 25% y b) de 65 años en adelante, 50%, según se redacta en la iniciativa de la diputada Verónica Delgadillo García.

En el caso de la previsión social, se ha propuesto que el patrón que las otorgue podrá acceder a un crédito en razón de 53% del ISR a los recursos destinados a previsión social en el ejercicio fiscal de que se trate.

La reforma laboral aprobada en el 2012 fue uno de los mayores cambios que se dio a la Ley Federal del Trabajo; sin embargo, no ha logrado cumplir los objetivos por los cuales se elaboró. De hecho, el panorama que viven los trabajadores mexicanos es más complejo y no se ha resuelto el problema del desempleo , argumenta el diputado del PRD Julio Saldaña Morán, al presentar por su parte, propuestas de cambios a los artículos 15-A, que regulan el uso del outsourcing como una forma de contratación y que por primera vez se incluyó en la legislación laboral.

La iniciativa del perredista plantea modificar la Ley Federal del Trabajo para cambiar las modalidades de contratación a prueba y de capacitación inicial y extender así sus periodos a 40 días cuando se trate de puestos de dirección. El documento introduce también la obligación del patrón de ser solidario en los compromisos con el trabajador cuando haya un contrato de outsourcing de por medio.

undefined

[email protected]