Aunque la economía mexicana no entró en recesión al cierre del segundo trimestre de 2019, la Iniciativa Privada urgió a las autoridades a generar mayor confianza para atraer más inversiones.

Francisco Cervantes, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), advirtió que si bien la industria mexicana y todo el aparato productivo nacional recibirán un incentivo con las medidas anunciadas por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, falta completarse con una visión más amplia de mediano y largo plazo.

A su vez, el dirigente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos, dijo que el hecho de que México no entre en recesión técnica es una buena noticia.

Sin embargo, el líder de la Coparmex alertó que crecer anualmente al 0.4% del PIB, es insuficiente y apalancado en el dinamismo de Estados Unidos.

“Para poder crecer a una tasa mucho mayor, es viable generando confianza y si se preserva la estabilidad macroeconómica”, dijo Gustavo de Hoyos.