Los ingresos obtenidos por la prestación de los servicios privados no financieros, que da cuenta de la evolución de los recursos generados por las empresas que ofrecen este tipo de servicios, aumentaron 3.5% a tasa anual desestacionalizada durante octubre del 2014, el mayor nivel en seis meses, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Este indicador incluye comercio; servicios financieros y de seguros; corporativos; otros servicios, excepto actividades gubernamentales; actividades legislativas, gubernamentales, de impartición de justicia y de organismos internacionales y extraterritoriales, y unidades dedicadas al desarrollo de actividades sociales.

El mercado laboral en los servicios todavía está en una situación débil. El personal ocupado presentó una caída, por séptimo mes consecutivo, de 0.7%, que significó un desplome menor de 0.01 puntos porcentuales respecto a septiembre anterior. El pago al factor trabajo a través de las remuneraciones totales se desaceleró al pasar de 6.5 a 5.0% en el periodo de referencia.

Los gastos por consumo de bienes y servicios, que es el importe que destinó estos conceptos para realizar su actividad económica, mostraron un incremento anual desestacionalizado de 9.0% (anterior de 7.2 por ciento).

A tasa mensuales, eliminando el componente estacional, los ingresos transitaron de -1.21 a 1.80%, los gastos de 1.70 a 1.93%, el personal ocupado de 0.14 a -0.01% y la masa de las remuneraciones de 8.44 a -2.58 por ciento.

Cifras originales

Con variaciones anuales y series sin ajuste, los ingresos por la prestación de los servicios privados no financieros exhibió un crecimiento real de 3.3% en el décimo mes de este año, cuando en septiembre fue de 2.4 por ciento.

Al interior de este índice, los principales avances se mostraron en restaurantes de autoservicio, comida para llevar y otros restaurantes con servicio limitado (8.6%); servicios de contabilidad y auditoría (7.1%); autotransporte de carga (6.0%); inmobiliarias y corredores de bienes raíces (5.8%), y hospitales generales (4.0 por ciento).

Mientras el descenso más pronunciado se dio en operadores de telecomunicaciones inalámbricas, excepto servicios de satélite (11.2 por ciento).

El personal ocupado disminuyó a tasa anual 0.7%, nivel similar al del mes anterior, como resultado, fundamentalmente, de reducciones de personal en servicios de contabilidad y auditoría (45.4%) y otros juegos de azar (15.5 por ciento).

La masa de las remuneraciones totales ascendió 5.5%, pero lo hizo en menor magnitud en relación a septiembre (6.7%); dentro de esta variable, sobresale la contracción de 18.7% en servicios de contabilidad y auditoría.

Por su parte, los gastos por consumo de bienes y servicios avanzó de 9.0 a 10.2%, derivado de los aumentos anuales en Inmobiliarias y corredores de bienes raíces (26.6%) y servicios de contabilidad y auditoría (23.2 por ciento).

Metodología del INEGI

La gran mayoría de las series económicas se ven afectadas por factores estacionales, que son efectos periódicos que se repiten cada año y cuyas causas pueden considerarse ajenas a la naturaleza económica de las series, como son las festividades, el hecho de que algunos meses tienen más días que otros, los periodos de vacaciones escolares, el efecto del clima en las diferentes estaciones del año, y otras fluctuaciones estacionales, de acuerdo con la metodología del INEGI.

En este sentido, la desestacionalización o ajuste estacional de éstas consiste en remover estas influencias intra-anuales periódicas, debido a que su presencia dificulta diagnosticar o describir el comportamiento de una serie económica al no poder comparar adecuadamente un determinado mes; las cifras desestacionalizadas también incluyen el ajuste por los efectos calendario (frecuencia de los días de la semana y, en su caso, la semana santa).

[email protected]