La informalidad en el país sigue a la alza y en marzo alcanzó una tasa de 28.76%, lo que significó que 14 millones de personas se encuentran en esa categoría laboral, la cual es mayor en mujeres que en hombres y superior a la que se registró un año antes al mes de marzo (28.15 por ciento).

Si se considera el promedio en el primer trimestre del año, la ocupación en el sector informal es de 28.9 por ciento.

En tanto, el número de personas que no obtuvieron un empleo sumó 2 millones 322,634, ya que la tasa de desempleo en el país se ubicó en 4.62% cifra inferior a la registrada un mes previo (5.33%), y similar a la de un año antes en el mismo periodo (4.61%), informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

José Luis de la Cruz, director del Centro de Investigación en Economía y Negocios del Tecnológico de Monterrey, expuso que el comportamiento de la creciente informalidad sólo es una muestra de la precarización del empleo, en el que persisten los bajos salarios y pocas prestaciones.

Cabe destacar que aun cuando la desocupación no disminuyó con respecto al año anterior, en el primer trimestre del año su promedio fue de 4.95%, por abajo de 5.14% registrado en el mismo periodo del 2011.

DESOCUPACIÓN SEGUIRÁ A LA BAJA

Arturo Vieyra, analista de Banamex, sostuvo que la tasa de desocupación continuará descendiendo en los próximos meses para alcanzar un nivel promedio anual de 4.6% en lo que resta del año y promediar 4.7% en todo el 2012.

El INEGI destacó que en los hombres el desempleo no presentó variación, al ubicarse en 4.71% en marzo del 2011 y el 2012, y en las mujeres aumentó ligeramente de 4.45 a 4.47% en el mismo lapso.

Asimismo, en el mes de marzo 25.3% de los desocupados no completó los estudios de secundaria, en tanto que los de mayor nivel de instrucción representaron a 74.5 por ciento. Las cifras para la situación de subocupación son de 44.6 y de 55.4%, respectivamente.

Del total de ocupados, 65.9% opera como trabajador subordinado y remunerado ocupando una plaza o puesto de trabajo, 4.9% es patrón o empleador, 23.2% trabaja de manera independiente o por su cuenta sin contratar empleados, y, finalmente, 6% se desempeña en los negocios o en las parcelas familiares, contribuyendo de manera directa en los procesos productivos pero sin un acuerdo de remuneración monetaria.

[email protected]