Durante julio del 2019 el 55.9% de los trabajadores en México se ocupó en el sector informal. En línea con esta reducción de informalidad laboral, se registró a un 3.6% de la población económicamente activa en condición de desempleo.

Este nivel de informalidad laboral es el más bajo desde que se tienen registros (2005) sólo por encima del registrado en octubre del 2018 cuando alcanzó un mínimo de 55.5 por ciento. Por su parte, el nivel de desempleo fue el mismo que en los meses previos, de acuerdo con cifras de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Aún con esta reducción en la informalidad, la tasa continúa en niveles altos reflejando que 56 de cada 100 trabajadores en México se encuentran laboralmente vulnerables por la condición de su empleo o de la unidad económica para la que trabajan.

La informalidad en el país es una de las problemáticas más pronunciadas dentro del mercado laboral. La mayoría de los trabajadores en este sector de la economía no cuentan con prestaciones sociales como vacaciones, aguinaldo o seguridad social contributiva. Incluso, muchos ocupados informales no cuentan ni siquiera con contratos ni acceso a servicios de salud.

Desde el 2005, primer año de registros, la informalidad laboral afecta por lo menos a más del 55% del total de trabajadores. Esta situación refleja en 14 años no se ha logrado recortar la proporción de informales ni siquiera a la mitad del total de ocupados.

El nivel máximo de informalidad laboral en el país se tocó en abril del 2010, cuando 61 de cada 100 (61.1%) mexicanos trabajaban dentro del sector informal, según los datos del Inegi.  

Crece la población subocupada

El desempleo se mantiene en el mismo nivel y los trabajadores informales se redujeron. En línea con estos resultados la población en situación de subocupación incrementó ligeramente respecto de los meses previos.

La tasa de subocupación concentra a todos aquellos habitantes que aun teniendo una ocupación se encuentran en búsqueda de otra para completar sus necesidades, ya sean económicas o temporales. En julio del 2019 los subocupados representaron al 7.6% del total de trabajadores este nivel es el más alto registrado en casi dos años.

Con el resultado para este séptimo mes del año se ligan cinco periodos al hilo con incrementos en este sector de la población ocupada.

Las industrias que presentan un mayor nivel de trabajadores en situación de subocupación son las relacionadas con la producción de manufacturas y las constructoras, cerca de la mitad de sus empleados y obreros están en busca de un trabajo adicional.

Por nivel de instrucción, los ocupados que terminaron sólo la secundaria son los que más presentan situación de subocupación. En segundo lugar, los trabajadores que cuentan con educación media superior y superior o más también muestran altos niveles de subocupación.