La estabilidad macroeconómica de México presenta focos amarillos en medio de la inestabilidad financiera internacional: entre ellos Petróleos Mexicanos (Pemex) que pierde dinero por ineficiencias y prácticas administrativas, lo cual origina mayor deuda gubernamental y por otro, la falta de pago de los gobiernos a sus proveedores, alertó el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón.

"Aunque el golpe por la caída en los precios del petróleo ha sido demoledor, y es comprensible, la empresa sigue perdiendo mucho dinero por ineficiencias y prácticas administrativas, operativas y laborales inadecuadas a este tiempo. El problema no sólo afecta las finanzas públicas, sino a varias cadenas de valor de alto impacto en la economía", refirió el dirigente empresarial.

NOTICIA: CCE-Senado abordan agenda-anticorrupción

En su mensaje la Voz CCE, Castañón se sumó a la preocupación del Banco de México sobre la evolución que ha tenido el déficit del sector público. Que si bien éste aún es manejable, no sólo es necesario detener la tendencia a su crecimiento, sino que es preciso disminuirlo.

Recordó que el déficit público está en el nivel más alto en casi 30 años, de modo, dijo, habrá que hacer un mayor esfuerzo en términos de eficiencia y ahorro en el gasto gubernamental, sobre todo en el gasto corriente, con ajustes en los tres niveles de gobierno, así como también en las empresas productivas del estado

NOTICIA: CCE pide austeridad en gasto público ante caída del crudo

"En el CCE coincidimos con la visión de la Junta de Gobierno del Banco de México en el sentido de que es altamente probable que la inestabilidad en los mercados financieros y la debilidad económica en el mundo van para largo, probablemente podemos decir que no es una cuestión de semanas, y sobre todo, con la consigna de que México debe prepararse para tal escenario", advirtió Castañón.

Otra de las alertas que inquieta al sector empresarial es la deuda de los estados, que si bien no se enfrenta un peligro sistémico, pero en total, ya supera los 515,000 millones de pesos, aunque en algunas entidades es ya un problema que puede agravarse y coartar su solvencia y capacidad de crecimiento .

abr