A fin de que México se un detonador de la industria del juego, empresarios ven indispensable se revise el esquema impositivo que debe pagar a fin de unificarlo en uno solo que evite una alta carga, pues actualmente deben cubrir cuatro diferentes impuestos que involucra a los gobiernos locales y federal.

En conferencia de prensa Miguel Ángel Ochoa, presidente de la Asociación de Permisionarios, Operadores y Proveedores de la Industria del Entretenimiento y Juego de Apuestas (AIEJA), explicó que este sector paga por impuestos 30% del IEPS; 2% de aprovechamiento de la Secretaría de Gobernación; entre el 6 y el 12% a los Entidades Federativas, además del pago a los municipios.

Creemos que como en muchos países en México debería haber un solo impuesto racional justo, bien cobrado y que tuviera derrama proporcional con los estados y municipios, un ejemplo es si el impuesto fuera pagar el 10% de las utilidades, entonces el 40% se lo quedara el gobierno federal, 20% a los estados y 40% a los municipios , indicó.

Aún cuando en la presente administración se canceló toda posibilidad de permisos para la operación de casinos, el sector reflejó un crecimiento, que para el cuarto trimestre del año fue de superior en 5% comparado con el mismo periodo de 2011.

El 25 de agosto la industria sufrió una sacudida… el gravísimo accidente en el que murieron más de 52 inocentes por un incendio que provocó la delincuencia organizada, originó una disminución en la asistencia de los casinos y algunas salas fueron cerradas temporalmente, pero actualmente se está trabajando al 100%, y de las 318 salas que había anunciado la Secretaría de Gobernación ya hay 350 salas abiertas .

En ese sentido, detalló que de enero a abril la asistencia a los casinos fue de 600,000 personas en los 360 establecimientos que operan legalmente en el país, y se espera que al termino del año esperan cerrar con más de 2 millones de personas, lo cual reflejaría la recuperación del sector, que cerró el año pasado en 1.2 millones de visitas .

Agregó que, de nueva cuenta, en la Cámara de Diputados no se avanzó en la aprobación de una nueva Ley Federal de Juegos y Sorteos, pero la presentaremos a la próxima legislatura y esperamos que sea bien recibida y analizada, ya que esta industria es fundamental para la economía mexicana al representar más de 1.4 millones de pesos entre impuestos y aprovechamientos.

pmartinez@eleconomista.com.mx