Monterrey, NL. La Cámara de la Industria de Transformación de Nuevo León (Caintra) indicó que hoy enfrenta un desafío sin precedentes en la historia reciente del país por la pandemia del coronavirus. Y debido al cierre de muchas empresas por la declaratoria de emergencia por el coronavirus, pidió al presidente de la República puntualizar los apoyos que se darán a las Pymes para que conserven sus fuentes de empleo.

“Requerimos de la colaboración del gobierno federal para enfrentar esta crisis; ante esto, hacemos el llamado al Ejecutivo a incluir en su mensaje de este domingo, cuáles serán los apoyos puntuales para conservar las fuentes de empleo de las Pymes en el país; reiterando que entre menor tamaño de la empresa mayor el respaldo y soporte del ejecutivo federal requerido, afirmó Adrián Sada Cueva, presidente de Caintra.

En contexto, mencionó que aunque las estimaciones de la caída económica son muy diversas, estas reflejan que se enfrentarán meses complicados ante la menor demanda de productos e insumos a nivel global.

En ese sentido, la industria tomará decisiones difíciles y con consecuencias para resistir la contingencia.

Por ejemplo, para contribuir a reducir las interacciones físicas entre personas y cumplir con la normativa federal, muchas empresas han tenido que disminuir sus operaciones e incluso cerrar durante un mes.

“Desafortunadamente una importante cantidad de empresas verán su crecimiento, inversiones y contrataciones detenidas, mientras que otras no podrán soportar y tendrán que salir del mercado”, expuso.

Las empresas de Nuevo León, dijo, se caracterizan por su sentido de responsabilidad social y enfoque hacia la comunidad, por ello, el sector industrial hará todo lo posible por contribuir en la mayor medida a mantener la salud, el bienestar social y la dinámica económica en sus actividades esenciales para enfrentar la pandemia con todas las medidas de protección a los colaboradores.

“Reconocemos el esfuerzo y apoyos que diversas autoridades, principalmente la estatal y algunas municipales han realizado para que las empresas tengan estímulos fiscales, cuenten con recursos y tengan una menor carga regulatoria”, manifestó.

Estimó que el sector empresarial tiene el compromiso de cumplir con sus obligaciones ya que es el soporte de cerca de 21 millones de trabajadores formales y sus familias en México.