Industriales del país ya trabajan con el gobierno federal en el estudio de medidas contracíclicas, con el propósito de evitar un fuerte impacto en México de una eventual crisis económica europea.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), Sergio Cervantes, explicó que la propuesta considera la posibilidad de paros técnicos y el establecimiento de pagos diferenciados de las cuotas al Seguro Social, así como de impuestos.

La crisis económica en Europa aún no llega al límite, no se descarta que la situación en varios países de la zona se desborde, por lo que México estaría preparado para recibirla con el menor impacto posible, argumentó en conferencia de prensa.

El dirigente industrial opinó que los sucesos en Europa deben impulsar a la diversificación comercial y a atender con urgencia el impulso del mercado interno.

Recordó que aunque la economía de Estados Unidos podría crecer 2.0%, lo cual es buena noticia para México, la incertidumbre que genera la Unión Europea hace necesario contar con una estrategia industrial que promueva el crecimiento y el desarrollo de empresas.

En este sentido, dijo que se deben insertar más empresas en las compras de gobierno. Recordó que el año pasado se otorgaron unos 187,000 contratos por un monto cercano a los 78,000 millones de pesos y este año se prevé ampliar a unos 82,000 millones, para lo cual pido que nos pongamos a trabajar y esto llegue a más a empresas pequeñas .

Asimismo, consideró indispensable el desarrollo regional para lograr una mayor cohesión y equidad nacional.

El progreso regional, sectorial y la integración de cadenas productivas deben verse como un proceso que genera valor agregado y al mismo tiempo aprovechar los nichos en los cuales hay ventajas comparativas, señaló.

Al reiterar los 10 puntos fundamentales para desarrollar la planta productiva nacional, dijo que es necesario lograr un marco de política macro económica sostenida; un proyecto industrial a largo plazo; una política de promoción de la competitividad y del desarrollo regional fortaleciendo la infraestructura física e institucional.

También, un programa de apoyo integral a las pequeñas y medianas empresas; impulsar los sectores con potencial en la industria ligera; apoyar a sectores con capacidad y experiencia exportadora; desarrollar la innovación, capacitación e impulso selectivo en materia tecnológica; nuevos instrumentos de política industrial, financiera, fiscal; promover la competencia y diversificación de exportaciones.

klm