Cerca de despedir el 2012, la industria tecnológica de Chile está definiendo cuáles serán sus objetivos en el próximo año. Y aunque mantienen firme los ejes de acción planteados (investigación+desarrollo+innovación, conocido como I+d+i; banda ancha, capital humano, y búsqueda de institucionalidad), las grandes empresas del rubro trabajan para dar forma a importantes proyectos. Uno de ellos es la creación de una Federación.

Se trata de un anhelo que hace tiempo rodea a la industria, pero que concentrará mayores esfuerzos el próximo año, que el gobierno bautizó como el de la innovación.

De momento, la Asociación Chilena de Empresas de Tecnología (ACTI), la Asociación Gremial de las empresas chilenas desarrolladoras de software (Gechs) y la Asociación de la Industria Eléctrica-Electrónica (AIE) son los gremios que conforman esta pseudo federación.

Jaime Soto, presidente de ACTI, aseguró que a estos gremios se sumarán la Asociación Digital AG y la de Videojuegos y que están en conversaciones con otras dos.

Aunque la constitución formal de esa Federación está condicionada a la elaboración de los estatutos, Soto advirtió que, mientras se trabaja en ello, en la práctica servirá para representar los intereses del sector. La idea es que la industria tenga una voz común y no como asociaciones separadas. No es lo mismo hablar de 150 empresas socias que de 1,000 empresas socias , ejemplificó Soto.

CREACIÓN DE UNA BOLSA

Aunque el plan 2013 también contempla el trabajo con los candidatos presidenciales, avanzar con los denominados ‘notarios digitales’ y un plan de RSE tecnológica, hay un tema que asoma como uno de los más ambiciosos: la creación de una bolsa.

Soto explica que se busca levantar un mercado online de empresas emergentes en donde se transen proyectos tecnológicos en verde o semi verde con el potencial de convertirse en atractivos negocios. Sentimos que es necesario buscar un mecanismo, ya sea a través de la Bolsa de Comercio u otra, que permita que proyectos verdes o semi verdes puedan ser financiados. Tiene que ver con una bolsa de colocaciones empresas emergentes, donde coticen estas empresas, como lo hacen los países desarrollados , indicó el dirigente gremial. Se trata de un mercado previo Nasdaq , agregó.

La idea es que en esta bolsa exista una comisión técnica público-privada o un equipo de expertos que evalúe los proyectos y determine si cumple con las condiciones para que reciba financiamiento.

Hoy la bolsa emergente está como concepto. Dentro de ese mismo marco se movería esto. Pero trabajando con proyectos verdes, semi verdes , explicó Soto.

El dirigente gremial adelanta que ya le presentaron este proyecto a la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo), pero que aún no tienen una respuesta oficial del organismo.

Esperamos que Corfo nos apoye con este proyecto para poder sentar las bases de discusión que permita el desarrollo de esta bolsa , sentenció el titular de ACTI.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica