La industria farmacéutica hace un llamado a no desincentivar las inversiones, y es que actualmente las inversiones anuales para la investigación y desarrollo en el sector son de 160 millones de dólares anuales, cifra que puede crecer a los 500 millones de dólares en el próximo lustro, un crecimiento del 212.5 por ciento.

“Son 160 millones de dólares que se invierten por año en el país en investigación clínica, vemos que los 500 millones de dólares se pueden lograr en los próximos cinco años, y estamos trabajando con las autoridades para que los procesos de aprobación de los protocolos clínicos sigan cumpliendo con toda la rigurosidad clínica y regulatoria, de manera de que nuestras compañías decidan priorizar a México en la inversión”, dijo a El Economista el presidente de la Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica (AMIIF), Rodrigo Puga, quien también está al frente de Pfizer en México.

Adelantó que se han firmado nuevos convenios que hacen que hoy instituciones de salud como el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), puedan participar activamente en protocolos, por ello confió que el proceso electoral no dañe a la industria y las labores que han realizado. 

“Vamos a trabajar con quien resulte ganador y con quien los mexicanos elijan para seguir poniendo a la salud como una prioridad. Estamos confiados que cualquiera que llegue a la presidencia va a notar esto y va a seguir invirtiendo en salud”, compartió en entrevista en el marco del lanzamiento del onceavo paquete de medicamentos innovadores.

Del mismo modo, Guillermo Funes, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (Canifarma), pronunció que “en la salud debemos de invertir, creo que es un mensaje que tenemos que pasar más adelante, para la salud hay que invertir mucho, y México no ha invertido suficiente, necesitamos invertir en investigación y desarrollo, necesitamos reconocer y vincularnos con las universidades, y hacer que los que hacen innovación en el país sean reconocidos”.

Relacionado con lo anterior, desde finales de 2016 la industria farmacéutica ha estado a la espera de ser nombrado sector estratégico para la economía nacional, hoy en día su producción ya es uno de los cinco principales sectores manufactureros del país con 6% del producto interno bruto (PIB), un nombramiento que esperan se de antes de que finalice el sexenio. 

[email protected]