La industria del concreto y cemento en México prevé colocar más de 36 millones de toneladas de cemento gris en lo que resta de 2010, con lo que espera cerrar el año con un marginal repunte en relación con 2009 cuando el sector tuvo pérdidas de hasta seis por ciento.

En el marco del lanzamiento de 'World Concrete Latin America 2010', el presidente del Instituto Mexicano del Cemento y el Concreto (IMCYC), Jorge Sánchez Laparade, enfatizó que el sector confía en que durante la segunda parte del año se reactiven los grandes detonadores como son el avance en el Plan Nacional de Infraestructura y en el Programa Nacional de Vivienda.

Asimismo, los representantes de la industria esperan que la Secretaria de Comunicaciones y Transportes (SCT) ponga en marcha los más de 100 proyectos de infraestructura en los que se contemplan carreteras, puentes, redes de agua potable y equipamiento de transporte público.

Dichos proyectos podrían representar un aumento de 4.6% en el consumo del cemento y del concreto a nivel nacional, pues 'de los materiales utilizados en México para la construcción de obras, el 70% corresponde a cemento y el 25% a concreto', concluyó Sánchez Laparade.

apr