Abril, mes del niño representa poco más del 10% de las ventas anuales para la industria de la confitería en el mercado de mayoreo, de acuerdo con Julio Rascón, director del segmento de confitería de Información Sistematizada de Canales y Mercados (Iscam), que mide el canal de mayoreo. 

Por categoría las de preferencia en el mes de niño en 2017 se consolidaron dulces típicos con 7.7%, seguido de malvaviscos con 3.6%, y polvos con 2.5 por ciento; y es que cada año la tendencia cambia, por ejemplo en 2016 el crecimiento lo liberaron productos de grenetina, seguido de dulces de caramelo y dulces de pulpa. 

Entre los integrantes que mide Iscam -—ntegrado por la Asociación Nacional de Abarroteros Mayoristas (ANAM) más de 120 mayoristas como La Europea, La Castellana, Bodegas Alianza, entre otras—; la confitería alcanzó ventas anuales por 28,129 millones de pesos —en el periodo de febrero 2017 a febrero 2018—, de ese monto abril aportó 2,812.9 millones de pesos en 2017, y se espera que este 2018 las ventas sean mayores, ya que la industria confitera se vio presionada por una inflación de 9.1%, por encima del 6.7% de la inflación total el 2017.

Para este 2018 Rascón estimó que el mayor crecimiento del sector será en volumen y no en valor, relacionado con una baja en la inflación, y es que en 2017 el volumen de ventas creció a penas 2.1%, y para 2018 se espera 15 por ciento.

Compartió el 90% de los productos de confitería que se ofertan en el canal de mayoreo son de marcas nacionales y sólo el 10% son productos importados.

De acuerdo con la consultora Euromonitor, en México el valor del mercado de chocolate ascendió en 2016 a 18,421 millones de pesos, con la proyección de un crecimiento del 23.9% hacia 2021; el mercado del chicle cerró en 2016 con 19,929.3 millones de pesos hacia 2021 tendrá un crecimiento del 1.9%; y los dulces serán los de mayor expansión pues de los 25,083 millones de pesos se elevarán sólo 0.3% rumbo a 2021.  

[email protected]