Al sumar 7 meses consecutivos de caída en la producción y cuatro meses de retroceso en exportación de vehículos hasta el mes de noviembre, la industria automotriz sostuvo que se encuentra en “crisis”, con lo cual estima cerrar por debajo del pronóstico de inicios de año: producción de 3 millones 757,000 autos y la exportación de 3 millones 357,000 unidades, acotó este lunes Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

Vemos dificultades en alcanzar las cifras previstas a principios de año”, por lo que se anticipa una caída de 4% en el ensamble y del 2.7% en la exportación para el cierre del 2019.

En conferencia de prensa, Solís refirió que dicho ajustes es reflejo de lo que pasa en el mercado exterior y la disminución de las ventas de autos en México por 30 meses consecutivos.

Por su parte Guillermo Rosales, director adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores Automotores (AMDA), agregó que la perspectiva de diciembre es que el sector se mantenga en fase de caída, aún cuando las ventas de autos en noviembre mostraron un mejor comportamiento al estimado, la tendencia es de crisis en el sector.

AMIA afirma que sí habrá T-MEC

La industria automotriz mexicana afirmó que “sí habrá T-MEC (Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá) y sólo se espera el espacio para el “hand shake” (estrechar la mano) entre los tres países y enviar la rectificación al Congreso de Estados Unidos y Canadá, y una adenda en el Senado mexicano.

Así lo informó Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), quien dijo que se encuentra a la espera de que sus proveedores del acero acuerden con sus contrapartes y puedan convivir con la nueva regla de origen del 70% de contenido regional de Norteamérica.

Afirmó que la ratificación del T-MEC traería certidumbre a los inversionistas y los productores automotrices que operan en México.