Luego de que el Gobierno argentino oficializara una serie de restricciones a las importaciones para regular la salida de divisas extranjeras del país y acumular reservas, el titular de la Unión Industrial Argentina (UIA), Daniel Funes de Rioja, rechazó las medidas que afectan a la industria.

En este sentido, Funes de Rioja resaltó que estos cambios en el sistema de importaciones afectarán la producción, por lo que resultan un riesgo al crecimiento económico nacional: "No se puede parar la producción", subrayó.

"Si se para el proceso de producción, la reactivación no se puede dar", insistió el titular de la UIA, indicando que los procesos de importación que se verán interrumpidos afectarán a "la continuidad del proceso productivo industrial" por la falta de productos específicos.

Funes de Rioja recordó que en el año 2021, luego del peor momento de la pandemia, la Argentina tuvo una reactivación económica de más del 10% "que algunos llamaron rebote" y que, pese a que este año no se verá la misma tasa de crecimiento, "los sectores que no habían reactivado, como turismo, gastronomía y hotelería, tienen mayor actividad y demandan a las cadenas de producción", explicó.

Cabe resaltar que el Directorio del Banco Central adaptó este lunes el sistema de pagos del comercio exterior, "para responder a las necesidades extraordinarias de divisas para atender la importación de energía, con el objeto de sostener el crecimiento económico y el desarrollo de las pymes evitando maniobras especulativas sobre las importaciones", según señala el comunicado oficial difundido.

En este sentido, Funes de Rioja se expresó sobre la excepción para las pymes de la exigencia de financiar sus importaciones por un incremento de 15% respecto al año anterior,  al indicar que "en términos de valor esto no alcanza".

"Lo vamos a analizar, estamos en contacto con el Ministerio (de Desarrollo Prodcutivo) y esperamos conversaciones con el Banco Central".