Indura inauguró una planta en el sector La Negra, comuna de Antofagasta, que podrá abastecer las faenas mineras y a empresas asociadas a dicho rubro que desarrollan actividades en todo el norte de Chile.

Ésta proveerá gases necesarios para las operaciones de la gran minería del cobre, además de procesos industriales y medicinales en las regiones del norte del país. La planta, que producirá oxígeno, nitrógeno y argón en estado líquido, significó una inversión de 8 millones de dólares.

La división La Negra es la última inauguración de la empresa de gases y soldaduras, luego de que en 2012 pusiera en funcionamiento una planta de gases industriales en Puerto Varas, que abastece a toda la zona sur, y en 2013 ampliara su planta en Graneros, para cubrir la zona centro del país.

La planta cuenta con instalaciones para el llenado de cilindros de gases comprimidos, con lo que Indura asegurará el suministro constante de este tipo de gases en la zona norte.

Abastecerá principalmente al mercado metalmecánico para los procesos de soldadura en la reparación y fabricación de componentes para la gran minería del cobre. Al mismo tiempo, el nitrógeno producido en esta planta se usará en procesos de inertización en el inflado de neumáticos de camiones de alto tonelaje de la minería, en friocontracción de piezas metálicas y como barrera inerte en procesos de tostación.

"La planta La Negra le permitirá a Indura abastecer a toda la zona norte de Chile con una logística de distribución local que acortará los tiempos de respuesta con nuestros clientes. Además, esta planta constituye un aporte al medioambiente, ya que no produce emisiones, y puede operar en modalidades que permiten optimizar el gasto energético", explicó Jorge Ortiz, gerente zonal Indura, a través de un comunicado.

La instalción contará con una superficie de dos mil metros cuadrados.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica