Los resultados del Sistema de Indicadores Cíclicos, elaborados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), reflejan la debilidad económica del país, en donde las estimaciones prevén una contracción económica similar o mayor que la que se sufrió en la crisis financiera del 2008.

“Las últimas lecturas del Indicador Coincidente (marzo) y del Adelantado (abril) señalan una fuerte reducción del crecimiento económico de México”, indicó en su Twitter Julio Santaella, presidente del Inegi.

El indicador que mostró un mayor deterioro fue el Adelantado, que en abril tuvo una caída de 0.76 puntos, la mayor desde noviembre del 2008, cuando, con la crisis financiera, cayó 0.80 puntos.

Con los datos de abril, este indicador hiló cinco meses a la baja y se ubicó por debajo de su tendencia de largo plazo con 98.4 puntos, para alcanzar un nivel similar al de agosto del 2009, cuando se ubicó en 98.2 puntos.

El deterioro de este indicador se debió a que cinco de sus seis componentes registraron disminuciones y sólo el que se refiere al tipo de cambio entre México y Estados Unidos aumentó 0.81 puntos.

El componente con mayor retroceso fue el de Tendencia del Empleo en las Manufacturas, con una caída de 1.25 puntos, la mayor de la que se tiene registro. Le siguió el Indicador de la Confianza Empresarial, que refiere el momento adecuado para invertir, con un retroceso de 0.76 puntos.

En el caso del Indicador Coincidente registró una disminución de 0.37 puntos en marzo respecto al mes previo, para hilar 22 meses a la baja, el retroceso fue el mayor desde marzo del 2009, cuando cayó 0.41 puntos. Con esto, el Indicador Coincidente  se ubicó por debajo de su tendencia de largo plazo, con 98.3 puntos.

“Los indicadores cíclicos alcanzaron niveles (Coincidente en 98.3 y Adelantado en 98.4) en una dirección descendente que no se veían desde la contracción económica del 2009”, destacó Julio Santaella.

¿Qué es son los Indicadores Cíclicos?

  • El Sistema de Indicadores Cíclicos permite dar seguimiento oportuno de la economía mexicana, además de permitir compararla con otras a nivel mundial. Éste se genera con una metodología compatible con la utilizada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

[email protected]