Independientemente del proceso de integración en América del Norte o de la diversificación comercial, México requiere incrementar el contenido nacional de su producción y exportación, así como robustecer su capacidad productiva nacional, lo cual daría independencia y competitividad en su relación comercial, afirmó Manuel Herrera Vega, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

Durante el 2016, México acumuló un saldo de balanza comercial deficitaria de 13,135 millones de dólares, la mayor parte se concentró con catorce países, que representan el 31.4% del PIB mundial. No obstante, nuestro país alcanzó un superávit de 123,000 millones de dólares con Estados Unidos.

Sin dicho superávit, México enfrentaría problemas de financiamiento que lo obligarían a reducir sus importaciones y a elevar la producción interna de insumos intermedios y bienes de capital; fundamentalmente de lo que compra en Asia para exportar a Estados Unidos y para el consumo del mercado interno , cuestionó la industria.

El 65% de las importaciones se realizaron desde Estados Unidos y China: 47% y 18%, respectivamente, un 60% de éstas se concentran en cinco grupo de productos manufactureros como máquinas, aparatos y material eléctrico, y sus partes; máquinas, aparatos y artefactos mecánicos, reactores nucleares, calderas y equipo electrónico; vehículos automóviles, tractores, sus partes y accesorios; combustibles minerales, aceites minerales y productos de su destilación; materias bituminosas; así como plástico y sus manufacturas.

En cuanto a las exportaciones, la concentración es similar en cuanto a productos: 60% de las exportaciones se dan en los grupos: vehículos automóviles, tractores, sus partes y accesorios; máquinas, aparatos y material eléctrico, y sus partes; reactores nucleares, calderas y equipo electrónico; combustibles minerales, aceites minerales y productos de su destilación; e instrumentos y aparatos de óptica, fotografía o cinematografía.

Ante este panorama, la Concamin planteó negociar nuevos acuerdos comerciales con Asia, bajo una perspectiva diferente, ya que bajo las actuales condiciones lo único que se lograría es aumentar el déficit comercial en manufacturas que eliminaría el beneficio que se podría obtener en la exportación de algunos productos agrícolas.

México debe reducir el déficit que mantiene con el mundo a través de la producción competitiva de insumos intermedios y bienes de capital que limite las importaciones, y a su vez, amplíe las posibilidades de exportación a otros países , consideró.

[email protected]