La industria del arrendamiento de vehículos en México ha sentido una lentitud económica en los primeros meses del 2019 y esto debido, principalmente, “a la incertidumbre que se vive”.

“A la falta de claridad sobre ciertas medidas económicas, creo que hay mucha cautela en el mercado, sobre todo en la parte de inversión por parte de las empresas”, señaló Antonio Enzo Pinto Méndez, vicepresidente de la Asociación Mexicana de Arrendadoras de Vehículos (Amave).

Este 2019 es un año lleno de retos ante el panorama económico, sin embargo, dijo que están conscientes de que tienen que colaborar como industria para sacar adelante al país.

“Se ha sentido mucha lentitud y mucha cautela en estos meses, pero las flotillas tienen que renovarse, las empresas tienen que seguir caminando y yo no veo por qué no seguir teniendo un crecimiento sostenido este año”, comentó Antonio Enzo Pinto Méndez.

Refirió que en los últimos años la Asociación, como grupo de empresas, ha tenido un crecimiento de cerca de 10%, y para este 2019 espera alcanzar entre 8.0% y 9.0 por ciento.

Cabe recordar que en el 2018, la industria de arrendamiento de vehículos tuvo un avance de 8.0%, en un año donde las empresas continuaron con sus inversiones para renovar sus flotillas, y en el que hubo mayor apertura en la renta de unidades.

“La expectativa para los próximos meses es mantener el crecimiento de los últimos años, un 8.0% o un 9.0%, debería ser una expectativa buena, realista”.

Pinto Méndez dijo que aunque se ha registrado una disminución en el arrendamiento en los últimos meses, este comportamiento no es significativo; “no es que las empresas no hayan contratado nuevos servicios, sino que lo están tomando un poco con cautela y están tardando en tomar un poco las decisiones”.

“Podemos tener un crecimiento significativo principalmente por los ciclos de renovación de unidades; la industria tiene mucho por dar, el porcentaje de penetración de los arrendamientos a largo plazo en nuestro país es muy bajo en comparación con países como Europa, por ejemplo”, añadió el directivo.

Recientemente, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) anunció que como parte de las políticas de austeridad del gobierno no se arrendará ni comprarán autos nuevos.

El vicepresidente de la Amave dijo que la mayoría de las empresas que forman parte de la Asociación trabajan con empresas privadas, y son solo algunas las que tienen relación con el gobierno.

Como organización, opinó, no debería “pegarles” esta medida del gobierno federal, sin embargo, sí habría una afectación mínima a aquellas empresas que rentan vehículos al gobierno.