El Producto Interno Neto Ajustado Ambientalmente o Producto Interno Neto Ecológico (PINE), que muestra el impacto ambiental ocasionado por la producción de bienes y servicios, alcanzó en 2014 un monto de 14 billones 326,074 millones de pesos y representó 83.2% del Producto Interno Bruto.

En un comunicado el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) dio a conocer los resultados de las cuentas económicas y ecológicas de México, 2014. Base 2008, con las que es posible identificar el impacto ambiental del quehacer económico que deriva del agotamiento de los recursos naturales y la degradación del medio ambiente.

CONSULTA: Cuentas económicas y ecológicas

El organismo detalló que los costos ambientales derivados del agotamiento de los recursos naturales y de la degradación del medio ambiente en 2014 registraron un monto de 910,906 millones de pesos que representaron 5.3% del Producto Interno Bruto a precios de mercado.

Ello, expuso, refleja los gastos en los que tendría que incurrir la sociedad para prevenir o remediar la disminución y pérdida de recursos naturales, así como el deterioro del medio ambiente.

Así, detalló el organismo, la contaminación atmosférica representó el mayor costo ambiental en 2014 al ubicarse en 542,283 millones de pesos, le siguieron los costos por agotamiento de hidrocarburos con 105,475 millones, degradación del suelo 86,488 millones y la contaminación del agua 74,322 millones.

NOTICIA: En lucha contra calientamiento global, "no hay planeta B"

Además, residuos sólidos 57,340 millones, agotamiento del agua subterránea 30,220 millones, y los costos del agotamiento de recursos forestales con 14,777 millones de pesos.

Añadió que en el periodo 2003-2014 los costos totales por agotamiento y degradación ambiental presentaron una tasa media de crecimiento anual de 3.1% en términos nominales.

Abundó que el costo por agotamiento de los activos forestales para el periodo 2003-2014 registró una disminución promedio anual de 2.0% nominal.

El de las reservas totales de hidrocarburos (probadas, probables y posibles) incrementó en un promedio de 2.1% en ese mismo periodo, mientras que en 2014 fue de 0.6% del PIB.

El INEGI precisó que entre 2003 y 2014 incrementó la sobreexplotación del agua subterránea, lo que originó que los costos por agotamiento de este recurso natural aumentaran en 1.4% nominal en promedio cada año durante el mismo periodo.

En cuanto a la degradación ambiental, indicó que en el periodo 2003-2014 el costo por la contaminación del aire aumentó anualmente en promedio 2%, al ser las partículas generadas por los vehículos automotores las principales emisiones contaminantes.

NOTICIA: Desastres naturales costaron 1.5 billones de dólares en 10 años

Abundó que el costo por la degradación de la superficie de suelo afectada registró un incremento medio anual de 5.3% nominal, y el de la contaminación del suelo por residuos se ubicó en promedio en 7.9% nominal.

El costo correspondiente a la contaminación de los cuerpos de agua como lagos, lagunas y ríos, entre otros, mostró la mayor tasa media de crecimiento en el periodo 2003-2014, con una variación nominal de 17.8%, añadió.

Expuso que el sector económico de transportes, correos y almacenamiento generó en 2014 los costos ambientales más elevados, al llegar a la cifra de 326,823 millones de pesos, en tanto que la agricultura, cría y explotación de animales, aprovechamiento forestal, pesca y caza lo hizo con 128,974 millones.

La minería, añadió, alcanzó costos por 106,812 millones, mientras que al de otros servicios, excepto actividades del gobierno, le correspondieron 42,908 millones de pesos, este grupo de sectores integraron 66.5% del total de los costos por agotamiento y degradación ambiental en el año de referencia.

El INEGI abundó que los gastos en protección ambiental realizados por el sector público en su conjunto y por los hogares se situaron en 2014 en 147,666 millones de pesos.

Agregó que el conjunto de los sectores que componen al rubro anterior aportaron 138,171 millones de pesos, el equivalente a 93.5% del total de los gastos en protección ambiental y significaron el 0.8% del PIB a precios básicos.

mac